Violencia, esclavitud y muerte, realidad de menores en México

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Ciudad de México, 26 de may.- La situación de la niñez y la juventud en México, es tan grave como la misma realidad donde se desenvuelve; donde la incesante violencia se ha impregnado en el tejido social como si fuera algo normal, ocasionando conflictos irracionales, que son síntoma de la evidente descomposición social.

Los niños de México, son los hijos de la guerra contra el narcotráfico, así lo describe Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), quien acusa que a pesar de las recomendaciones emitidas por la ONU al gobierno mexicano, para que se tomen medidas y políticas encaminadas a proteger a la juventud de la guerra que se vive en el país, en la realidad es evidente que estas políticas son totalmente inexistentes, dejando en el desamparo a miles de niños que se han visto afectados directa o indirectamente por la guerra contra el crimen.

“La guerra ha sido el motivo y el problema de fondo. Han sido nueve años de un baño de sangre, donde han surgido más de 100 mil homicidios en la lucha contra el crimen organizado. Hay 27 mil desaparecidos, y ya se perdió la cuenta; de manera muy básica hablamos de 127 mil familias que han sido tocadas por la violencia y no hay ninguna política pública, ningún programa que esté explicando a los niños y a las niñas qué está pasando a su alrededor”, señaló el activista, como describe el periodista Sergio Rincón de SinEmbargo en un extenso artículo sobre la violencia en los niños de México.

Rincón hace un escalofriante recuento de diversos actos de violencia que están sucediendo en torno a la juventud mexicana, tan solo la última semana causó gran conmoción el asesinato de un niño de 6 años a manos de otros cinco menores, dos chicos de 15 años, uno de 11 y dos niñas de 13, una de las cuales incluso tuvo la saña de apuñalar por la espalda al inocente niño con el que se divertían “jugando al secuestro”.

Y como no van a jugar al secuestro los niños de México, si es uno de los pocos conceptos de los que se enteran de manera recurrente; las cifras de crímenes en el país siguen azontando a miles de familias, generando un ambiente donde la violencia se desarrolla como parte de la normalidad y desde el interior del núcleo familiar.

Cómo explicar también la conducta de dos jovencitos de 13 años, originarios de Tabasco, quienes violaron brutalmente a su prima de dos años esta misma semana; la madre de la víctima notó sangre en la menor y las pruebas periciales encontraron también restos de semen.

Y esto hablando sólo de casos muy recientes, en el mencionado artículo se amplía la lista de situaciones en los que los niños han llevado a la práctica la violencia que los rodea, cometiendo tortura, violaciones, maltratos y hasta asesinatos.

Esta misma semana  la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Veracruz, reportó también al menos 4 casos de niños amarrados o encadenados por sus padres, lo cual se ha vuelto también algo recurrente en un país, donde la deshumanización está en avanzado proceso.

 

Redacción. Huellas de México

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Huellas de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *