Mujer: homenajeada, pero sometida, vapuleada y discriminada

Ciudad de México a 11 de mayo.- Para ser una mujer exitosa en Occidente, la organización social y cultural exige que las mujeres estén dispuestas a sacrificar o aplazar el instinto natural de la maternidad y la crianza natural; en ese sentido, las mujeres que deciden ser madres dejan de trabajar en el mercado laboral, y aunque México avance en el terreno de la prestaciones por maternidad, se ubica como el último país de América Latina en la práctica de lactancia materna; por lo que, ser joven, gozar de buen look y no tener hijos aminora los riesgos de padecer discriminación en el terreno profesional.

Actualmente en México, la maternidad está siendo postergada por las mujeres que anteponen su desarrollo personal, profesional y económico; lo cual polariza a las madres de familia del país entre: las maduras y las adolescentes, señaló, Hugo Tapia Martínez, académico de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la UNAM; en ese sentido, el especialista refiere que el proceso de transición mantiene escenarios opuestos entre las mujeres cada vez más autónomas, que se deciden por un embarazo en la madurez, y las de grupos rurales e indígenas que continúan pariendo sus hijos a los 40 años aunque tengan una descendencia grande, lo que también pone en riesgo su salud y su vida.

Además, de acuerdo con el el estudio Mujeres y Hombres en México 2014 realizado por el INEGI y el Inmujeres, la participación de las madres mexicanas en el mercado laboral disminuye conforme aumenta su descendencia y solo un 2,7% de las que trabajan, se desempeña como empleadora; asimismo, el informe, revela que el 43% de los 33,1 millones de madres mexicanas de 14 años o más realiza alguna actividad económica. El porcentaje llega hasta el 50% para las que tienen uno o dos hijos, baja al 42% cuando son entre tres y cinco y se queda en el 23,8% para aquellas con seis o más.

De acuerdo con el panorama de prestaciones por maternidad a nivel mundial el estudio de Safe the Children, indica que México da 12 semanas con goce de sueldo, 6 antes del parto y 6 después del nacimiento, colocándose en el lugar 53 de 179 naciones como mejor lugar para ser madre; no obstante, en 2012 el país se colocó en el número 63, lo que podría calificarse de notable mejora.

Sin embargo, una de cada 10 mujeres mexicanas que trabajan continúan amamantando a sus hijos tras el regreso a sus labores; por lo que, “se requieren políticas públicas y leyes que respalden” la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida de los bebés, aseguró Isabel Crowley, representante de Unicef en México.

A su vez, especialistas en derecho informaron que las trabajadoras adultas son las más expuestas a la discriminación laboral, por factores como la edad, la apariencia física o si tienen a su cargo el cuidado de hijos; aunque cada vez son menos las empresas que piden exámenes de embarazo como condición para la contratación, permanecen otras formas en las que las mujeres trabajadoras están expuestas a la discriminación, añadió Nadia González Elizondo, experta del área laboral de la firma de abogados Santamarina y Steta.

Mientras tanto, la activista iraní Sussan Tahmasebi ha denunciado que su país tiene pendientes de aprobación dos proyectos de ley que supondrían la supresión de los derechos reproductivos de la mujer, convirtiéndolas en meras “máquinas de procrear” sólo con la intención de incrementar los datos de natalidad; en ese sentido, con la llegada de Ahmadineyad al poder se promovieron dos leyes que amenazan las libertades de mujeres y niñas. Son el proyecto de Ley 446, que “prohíbe la esterilización voluntaria”, y el proyecto 315, que prioriza que las entidades públicas contraten antes a mujeres con hijos agregó, Tahmasebi.

Por otro lado, una mujer adolescente identificada como Columba Campillo González fue ‘levantada’ el miércoles en el bulevar del Puerto de Veracruz y arrojada muerta dos días después en el fraccionamiento residencial Los Delfines de Boca del Río, Veracruz. La fiscalía determinó que fue “inyectada” y asfixiada con una almohada por sus secuestradores debido a que se cayó la venda con la cual cubrían sus ojos y reconoció a sus secuestradores.

 

 

Redacción. Huellas de México

Written By Redacción Huellas