La mira mexicana ignora amparos y detiene a migrantes

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Cerca de 80 migrantes, participantes del Viacrucis que culminó el pasado domingo, instalaron hoy un plantón en la sede del Instituto Nacional de Migración (INM) en la Ciudad de México, con el fin de exigir la liberación de 30 de sus compañeros, 24 de ellos detenidos anoche en Querétaro y seis más este martes en Guanajuato.

Los indocumentados denuncian la ilegalidad de las detenciones, ya que todos los integrantes del Viacrucis son beneficiarios de medidas cautelares otorgadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH); además de que obtuvieron un amparo por parte del Juzgado Sexto de Distrito en Oaxaca, los cuales los protegen ante cualquier acto de detención o deportación.

El amparo, otorgado el jueves 16 por el juez Anastasio Ochoa Pacheco, plantea que “los (249) quejosos no sean privados de su libertad, expulsados o deportados a su país de origen, hasta en tanto se notifique a las autoridades responsables la resolución interlocutora”.

Al día siguiente, el INM emitió un boletín en el que aseveró que “por instrucciones” del titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, la institución migratoria “está brindando las condiciones que permitan el libre tránsito de quienes, con independencia de su estatus migratorio, acompañan la caravana que encabeza el sacerdote Alejandro Solalinde, en su recorrido hacia el Distrito Federal”.

De los 30 detenidos, “algunos han presentado su amparo pero todos saben que fueron parte de un abuso de autoridad”, aseveró en entrevista con Apro el director de la organización Pueblos sin Fronteras, Irineo Mujica, al precisar que las autoridades argumentaron que los migrantes no traían consigo el amparo original.

Informó que ocho de los detenidos de anoche –trasladados a la estación migratoria de Las Agujas, en Iztapalapa– se pusieron en huelga de hambre y que muchos de los que acudieron al INM hoy iniciarán una iniciativa similar en solidaridad si las autoridades se niegan en liberar a sus compañeros.

Los seis detenidos en Guanajuato se encontraban por la tarde en autobuses, rumbo a la estación de Las Agujas.

“La única razón por la que se quedaron muchos (en la Ciudad de México) es porque están lastimados”, añadió el activista y se dijo preocupado por los demás integrantes del Viacrucis, ya que las garantías del INM son “como la lotería”, denunció.

Añadió que 50 de los migrantes que se quedaron en el DF empezaron sus trámites para pedir el estatuto de refugiados ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), ya que “su integridad física está en peligro en sus países”.

La CNDH otorgó el amparo a los 249 integrantes del Viacrucis a raíz de los actos de violencia que sufrieron el pasado miércoles por parte de policías federales en las cercanías de Juchitán, en Oaxaca, de donde iban a abordar autobuses rumbo a la Ciudad de México.

El pasado domingo Solalinde, líder de la caravana, entregó el documento a la CNDH. El religioso aseveró entonces que los migrantes estaban “protegidos” contra las autoridades migratorias mexicanas.

Hoy, frente del edificio del INM, los indocumentados –quienes se protegían del duro sol en la sombra y traían en sus manos copias del amparo– habían instalado mantas en piso y paredes. Una de ellas advertía: “Aquí nos quedamos, no nos detendremos. Al ritmo de paz caminaremos”.

Dialogo sobre migrantes, “hasta que Segob cambie su actitud”: Solalinde

El fundador del Albergue “Hermanos en el Camino”, Alejandro Solalinde Guerra, advirtió que mientras el gobierno federal no renuncie a su “línea dura” y siga con su espíritu policiaco de represión, atropellos y violaciones a los derechos humanos de los migrantes, prefiere no dialogar porque “todo es una simulación”.

“No voy a ir a ningún diálogo mientras no haya un cambio de actitud por parte de Gobernación, no voy a prestarme a una mesa donde se tomen la foto, haya simulación y digan: ‘ya estuvo el padre Solalinde y ya nos arreglamos o ya vamos hablar de derechos humanos’ porque es una simulación”.

Lo que observa, dijo, es que no hay disposición del gobierno federal y lo único que pueden esperar los migrantes es más represión, atropellos, agresión y un espíritu policiaco que se reflejó con la detención de 30 migrantes que participaron en el “Viacrucis Fronteras Aliadas” y ahora están asegurados en la Estación Migratoria de Las Agujas, en Iztapalapa.

El sacerdote católico relató que los migrantes centroamericanos fueron asegurados en Querétaro por personal del Instituto Nacional de Migración (INM) a pesar de tener medidas cautelares y un amparo otorgado por un juez federal para transitar con libertad en el país.

Sin embargo, acusó, “el delegado en Querétaro y las personas del INM no hicieron caso, tuvimos que intervenir con apoyo de la CNDH, y desde anoche fueron trasladados a Las Agujas, en Iztapalapa”, donde hoy exigieron su liberación.

También, dijo, van a continuar con las 78 denuncias penales que se interpusieron en contra de la Policía Federal (PF) y migración, particularmente contra el comisionado del INM, Ardelio Vargas Fosado, y su coordinador general de delegados, Segismundo Doguin Garay. Asimismo se dará seguimiento a las 138 quejas que presentaron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Solalinde Guerra aclaró: “No me he cerrado al diálogo, el interlocutor fue Omar de la Torre. Nos vimos en un restaurante y empezamos a trabajar cerca de dos horas y esperaba que fuera a cambiar, pero no.

“Miguel Ángel Osorio Chong no piensa renunciar a la línea dura ni al programa de la Frontera Sur, que en realidad es un plan de contención” acusó el sacerdote.

 

 

 

Fuente. Proceso

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Huellas de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *