abril 14, 2015 By Redacción Huellas

Solalinde no se rinde ante acoso del INM y continua defensa de migrantes

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México a 14 de abril.- El sacerdote y activista defensor de los migrantes, Alejandro Solalinde, no se rinde y anuncia que intentara llevar el “Viacrucis Migrante” por segunda ocasión a la Ciudad de México, luego de que, la caravana de migrantes centroamericanos fuera detenida por la Policía y las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM); en ese sentido, el padre Solalinde, indicó: “Por encima de cualquier ley, están los derechos humanos”, además, remarcó que la acción no persigue fines políticos ni busca desafiar al Estado; no obstante, el recorrido de los migrantes, tiene como objetivo visitar organizaciones defensoras de derechos humanos y culminar con una visita a la Basílica de Guadalupe, en la capital, como una forma de evidenciar la crisis de quienes cruzan las fronteras mexicanas, agregó el activista, de acuerdo con una publicación del portal Sinembargo.

Cabe destacar que la protesta realizada por los migrantes desde hace años, en la que se expresan cargando cruces de madera durante la Semana Santa, es una representación para realzar su sufrimiento a manos de delincuentes y policías corruptos; en ese sentido, el sacerdote Alejandro Solalinde, denunció que inmigrantes centroamericanos fueron amenazados por autoridades para no participar en la manifestación anual del “Viacrucis”, detalló Reporte Indigo.

Además, el hostigamiento contra el sacerdote y defensor de los derechos de los migrantes, Alejandro Solalinde, continúa por parte del “titular” del Instituto Nacional de Migración (INM), Ardelio Vargas Fosado, mismo funcionario que encabezo el operativo en San Salvador Atenco desde la extinta Policía Federal Preventiva, cuando Enrique Peña Nieto gobernaba el Estado de México; al respecto, el padre Solalinde denunció desde su cuenta en Twitter que su albergue “Hermanos en el Camino”, ubicado en el istmo de Tehuantepec, estaba rodeado por policías armados en un claro acto de intimidación, luego del sabotaje oficial al “Viacrucis del Migrante”, refiere Notigodinez.

En un breve paréntesis, ¿Quién es Ardelio Vargas Fonseca?, en respuesta, además de ser el actual titular de Instituto Nacional de Migración, el funcionario oriundo de Puebla ha ocupado diversos cargos en los que ha sido cuestionado por su violación flagrante de los derechos humanos y por practicas de nepotismo; al respecto, los excesos que cometió en Puebla al frente de la Secretaría de Seguridad Pública en la disolución de la protesta en Chignahuapan, le valieron para que la Comisión Estatal de Derechos Humanos, girara la recomendación 60/2011, en la que señaló a Ardelio Vargas Fosado, por el exceso del uso de fuerza y la utilización de proyectiles de goma y gas similares a los utilizados años después en el operativo del 9 de julio de 2014 en Chalchihuapan.

Pero la historia al frente de los abusos por parte de este funcionario continua; en ese sentido, fue del dominio publicó el uso de la Policía Estatal para amedrentar a los rivales políticos de su hija Guadalupe Vargas cuando ésta contendió por una diputación federal en el distrito de Huauchinango; además, como titular de la Policía Federal Preventiva, dirigió los operativos en contra de los campesinos de San Salvador Atenco, en donde se cometieron atropellos en contra de los derechos humanos de los manifestantes ampliamente documentados.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indicó al Instituto Nacional de Migración que el ejercicio de su autoridad no debe inhibir los derechos legítimos de las personas en tránsito.

Asimismo, la presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados, Amalia García Medina, reiteró su exhorto para que el titular del Instituto Nacional de Migración (INM), Ardelio Vargas Fosado, permita el paso de migrantes que acompañan el Viacrucis 2015.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *