Tiro al blanco contra periodistas, ‘deporte’ de moda en México

ff
ComparteShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Ciudad de México a 7 de julio.- Los periodistas en México son agredidos, desaparecidos e incluso asesinados, las autoridades poco o nada resuelven; en ese sentido, el atentado contra la libertad de expresión, se ha intensificado en un contexto donde reina la impunidad.

En el último año han muerto 10 periodistas en México; al respecto, dos de los asesinatos de reporteros han ocurrido en Cosolapa, un municipio de 9.000 habitantes en el noroeste de Oaxaca, justo en el límite con Veracruz, donde una calle marca la frontera ambos estados; lo que implica que, el 20% de los casos están en una zona con el 0,007 por ciento de la población del país; a su vez, de manera más alarmante, el municipio de Medellín, Veracruz, localizado en el área conurbada de la zona metropolitana del puerto de Veracruz y en el que viven 3.000 personas, 0,000025% de la población del país, registra el asesinato de otros dos periodistas en los últimos seis meses. Por su parte, el mapa Periodistas en Riesgo de Freedom House y el Centro Internacional para Periodistas muestran cómo la violencia contra la prensa en México se ha intensificado en el sur del país.

Por su parte, la organización Artículo 19 publicó su primer informe semestral del 2015, en el que indica que en este semestre, se documentó el asesinato de seis periodistas y 227 agresiones contra la prensa, tan sólo 99 por debajo de las 326 registradas en todo el año pasado. Por lo que, pese a las advertencias y recomendaciones otorgadas por organismos internacionales, los casos mencionados en el informe se caracterizan por la inactividad del gobierno federal, sentenció Artículo 19. La falta de investigaciones oportunas, imparciales y eficaces protege a los responsables de violaciones de derechos humanos y fortalece el sistema de impunidad en México.

A su vez, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emplazó a la PGR a considerar la pertinencia de atraer los recientes homicidios de comunicadores ocurridos en Oaxaca y Veracruz, al ser dos de los estados “más peligrosos” para el ejercicio periodístico. La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, la CIDH condenó las muertes de Filadelfo Sánchez, de Oaxaca, y Juan Mendoza Delgado, de Veracruz, y exhortó a las autoridades mexicanas “a actuar de manera pronta y oportuna para esclarecer los motivos de los crímenes ocurridos e identificar y sancionar a los responsables”.

Sin embargo, el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, han expresado en sus declaraciones que la criminalidad va a la baja y por tanto la inseguridad también, lo cual es falso. “Es una mentira.”; los reporteros de todos los medios de comunicación, sobre todo del periodismo escrito, pero asimismo de la radio y televisión e incluso del internet, están sufriendo la embestida de la inseguridad, refiere Contralínea.

Por otro lado, Eruviel Ávila Villegas, Gobernador del Estado de México, ha invertido en promover su administración e imagen mil 252 millones 900 mil 595 pesos de septiembre de 2011 a mayo de 2015, según la Coordinación General de Comunicación Social, e información disponible de los rubros del Presupuesto de Egresos destinados a Comunicación Pública y Fortalecimiento Informativo, promoción internacional y gastos para sus informes de gobierno. Esa cantidad supera el presupuesto que en 44 meses se ha destinado, por ejemplo, al financiamiento de infraestructura que fue de 100 millones 935 mil pesos; o el presupuesto que reciben programas de derechos humanos, de gasto social, vivienda, atención a personas con discapacidad, y apoyo a comunidades indígenas (que han recibido 539 millones 160 mil pesos, 107 millones 59 mil pesos, 323 millones 951 mil pesos, mil 20 millones de pesos y 415 millones 175 mil pesos, respectivamente), refiere Sinembargo.

 

 

Redacción. Huellas de México

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Redacción Huellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *