El racismo de Trump, enfermedad que también México padece

ff
ComparteShare on Facebook3Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Ciudad de México 2 de julio.- Criticas, protestas y rompimiento de relaciones comerciales con Donald Trump, son algunos de las muestras de rechazo a las expresiones racistas del magnate; no obstante, en su propia casa el mexicano también presenta actitudes discriminatorias en contra de migrantes centroamericanos, indígenas y homosexuales.

Luego de que, el multimillonario, los inmigrantes mexicanos son “vendedores de droga” y “violadores” y México debía pagar un muro en la frontera con el dinero que recibe de las remesas, la periodista hispana María Elena Salinas publicó una carta en la que agradece a Trump porque sus insultos lograron el efecto contrario al que él esperaba; “Insultó a los mexicanos pero todos los latinos se sintieron aludidos”, afirmó Salinas; “los inmigrantes indocumentados no están solos. Hay toda una comunidad dispuesta a usar su poder de voto para defenderlos”; en ese sentido, la periodista sentenció: “Nunca será presidente de los Estados Unidos”.

En ese sentido, Serta, el mayor fabricante de colchones de Estados Unidos anunció que no renovará el acuerdo con la firma de Trump, que expira a finales de año; Serta la última en alejarse del magnate, indicó que su decisión se basa en el respeto a la diversidad por parte de la compañía.

Aunque, Trump, “ha provocado una muy saludable reacción de parte de mexicanos en contra del racismo. Sin embargo vale la pena preguntarnos ¿qué tan congruentes somos al rechazar las expresiones racistas de Trump?, cuestiona Salvador Camarena de El Financiero; al respecto, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis 2010), realizada por Conapred, los derechos de las personas y grupos que se respetan poco o nada, refiere: personas homosexuales (sus derechos se respetan poco: 33.3 por ciento, sus derechos se respetan nada: 42.4), migrantes (poco: 34.7 por ciento, nada: 40.8), e indígenas (poco: 31.3 por ciento, nada: 44.1). –Una tercera parte opina que los derechos de las personas migrantes centroamericanas no se respetan nada. Otra tercera parte señaló que se respetan poco. Uno de cada cuatro consideró que se respetan algo.

 

 

Redacción. Huellas de México

ComparteShare on Facebook3Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Redacción Huellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *