Criminalizar a las víctimas es una negación para sobrellevar un entorno oprobioso

agosto 7, 2015 By Redacción Huellas

Criminalizar a las víctimas es una negación para sobrellevar un entorno oprobioso

Comparte
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

Ciudad de México a 7 de julio.- La filtración de información e incluso imágenes del multihomicidio sucedido el pasado 31 de julio en la colonia Narvarte, atenta con los derechos humanos de las víctimas, consideran expertos; además, el asedio en contra de periodistas y activistas en Veracruz debería ser la primera hipótesis de la fiscalía señalan especialistas.

Tras las diversas versiones que se han filtrado en los medios por el feminicidio de cuatro mujeres y el asesinato del fotorreportero Rubén Espinosa Becerril, organizaciones defensoras de derechos humanos exigieron a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) ceñir la investigación dentro de los estándares mínimos de derechos humanos para la protección de las víctimas; en ese sentido, a través de un pronunciamiento señalaron que la investigación «está propiciando un inadecuado manejo de la información, desacreditando, discriminando y estigmatizando a las víctimas por su nacionalidad, sexo, ocupación o hábitos». Entre las organizaciones firmantes están: el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, Artículo 19, Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, IDHEAS Litigio Estratégico, Comunicación Comunitaria, Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos, Todos los Derechos para Todas y Todos.

En ese sentido, parece que los mexicanos viven en un eterno ensueño, con la intención de evadirse de la violencia y la vulnerable situación de seguridad que priva el país; por lo que, “la distorsión de lo real es nuestro criterio de verdad”, considera JuanVilloro; al respecto, tras el asesinato de cinco personas en la colonia Narvarte el 31 de julio, entre ellos la activista Nadia Vera y el fotorreportero Rubén Espinosa,se pone en entredicho las condiciones de vida en la capital; de tal manera que, “si nuestra realidad fuera agradable, creeríamos en ella”; no obstante, “un impulso defensivo nos hace suponer que, si alguien perdió la vida, fue porque dio (en la medida en que no hagamos lo mismo, podremos sentirnos a salvo)”. “Las sospechas sobre los caídos hacen que su destino parezca, si no merecido, al menos explicable. Criminalizar a las víctimas es un principio de negación que permite sobrellevar un entorno oprobioso”, comentó Villoro.

Por su parte, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, calificó como “un avance relevante”, la detención de un hombre que estuvo en el departamento del edificio ubicado en el número 1909 de la calle Luz Saviñón, en la colonia Narvarte.

En esa lógica, el sujeto detenido por caso Narvarte aceptó haber participado en los hechos y dijo conocer a los otros dos sujetos que están prófugos, señaló el procurador General de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Ríos Garza; al respecto, la persona detenida cuenta con antecedentes penales por violación y lesiones, delitos por los que purgó una condena de 9 años 6 meses de prisión, abundo, Ríos Garza.

Mientras tanto, a través de redes sociales, periodistas, fotógrafos y ciudadanos convocan a una nueva manifestación en la capital del país para exigir justicia por las víctimas del multihomicidio ocurrido en un departamento de la colonia Narvarte. Además de la protesta, habrá una exposición fotográfica del trabajo que realizó Rubén Espinosa. La cita es el próximo sábado 8 de agosto, a las 16 horas, en el Hemiciclo a Juárez.

Por su parte, EdgardoBuscaglia, investigador de la Universidad Columbia y especialista en seguridad, lanzó un duro cuestionamiento a las autoridades capitalinas, luego de buscar en un robo o en una relación con grupos delictivos de Colombia el móvil del homicidio contra el fotoperiodista de la revista Proceso y la agencia Cuartoscuro, Rubén Espinosa Becerril, y cuatro mujeres; al respecto, Buscaglia señaló: “Si en la ciudad de México se tuviera un procurador independiente y autónomo, su primera hipótesis de investigación hubiese sido un asesinato ligado a la corrupción política en Veracruz, pues las víctimas venían denunciando asedio y amenazas”, expresó el ex asesor de la Organización de Naciones Unidas.

No obstante, Javier Duarte, gobernador de Veracruz, nuevamente se apoya en “el cobijo que da el tiempo, el olvido, la inacción, la falta de división de poderes en los estados, la buena relación con medios nacionales, el control de los locales y la cercanía con el gobierno federal priísta”; pese a que, sería irresponsable señalarlo como culpable de la ejecución y la tortura de Nadia Vera, Yesenia Quiroz, Mile Virginia, Alejandra Negrete y el fotoperiodista Rubén Espinosa, sin investigación alguna, este doloroso crimen lo colocó, una vez más y con mayor fuerza, en el aparador.

Por otro lado, la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN) informó al Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia que las huellas decadactilares remitidas para cotejo por el consulado de Colombia en la ciudad de México, corresponden a las de la connacional Mile Virginia Martin; por lo que, representantes consulares de Colombia enviaron los resultados de estas pruebas a la PGJDF y solicitaron el informe oficial de la necropsia practicada a la ciudadana colombiana; asimismo, pidieron agilizar la investigación para establecer las causas del homicidio y lograr la judicialización de los responsables del asesinato de la connacional, reiterándoles la importancia de la celeridad para que la muerte de esta colombiana no quede impune.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *