marzo 10, 2015 By Ulises Navarrete

Explotación de mujeres con fines reproductivos, detrás de la maternidad subrogada: especialistas

Comparte
  •  
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

CIUDAD DE MÉXICO.- La presidenta de la Comisión Especial de Lucha contra la Trata de Personas, Leticia López Landeros exhortó al Presidente de la Republica, Enrique Peña Nieto y al Senado de República, activar el proceso legislativo y sacar de la congeladora la Ley Federal de Trata, que tipifica como delito la explotación de mujeres con fines reproductivos.
López Landeros precisó que desde diciembre del año pasado y por unanimidad de todos los partidos políticos representados en la Cámara baja aprobaron esta Ley, sin que hasta el momento haya seguido el trámite correspondiente en el Senado de la República.
La exigencia fue expuesta durante la presentación del libro “Maternidad Subrogada. Explotación de Mujeres con fines reproductivos”, que alerta que en México está creciendo una “industria” millonaria dedicada a la renta de vientres maternos, para “colocar” bebés con parejas que buscan una madre gestante sustituta, pero con un cúmulo de complicaciones que dejan en la incertidumbre e inseguridad jurídica a todos los que participan en el proceso, pero sobre todo, a la mujer gestante y al bebé.

Ponentes_en_la_presentación_del_libro__“Maternidad_Subr  ogada

En ese sentido, López Landeros advirtió sobre casos en zonas indígenas y de alta marginación, por lo que subrayó la importancia de la reciente tipificación de la EMFR como delito federal en la recientemente aprobada Ley de Trata de Personas.
Incluso la legisladora señaló que en México, este tipo de práctica es legal sólo en los estados de Tabasco y Sinaloa, donde los costos que se ofrecen por el proceso son muy bajos en relación con otros países; situación que propicia que seamos uno de los destinos más visitados por extranjeros que buscan ser padres.
En algunas naciones de Europa, como es el caso de Alemania, sólo han autorizado la adopción de menores y no han legalizado la renta de vientre materno, por los altos riesgos que conllevan prácticas de esa naturaleza, detalla el libro de la autoría de Marcelo Bartolini Esparza, Cándido Pérez Hernández y Adrián Rodríguez Alcocer, y cuya revisión estuvo a cargo de la licenciada Ingrid Tapia Gutiérrez y la Doctora Martha Tarasco Michel.
No hay que perder de vista que en la explotación de mujeres con fines reproductivos, los hijos no se gestan de buena fe, enfatizó por su parte la abogada constitucionalista, Ingrid Tapia Gutiérrez, quien señaló que “los cuerpos de las mujeres y los niños son la base de una industria con importantes ganancias económicas. Lo que representa una seria amenaza a la integridad corporal y a los derechos humanos de cualquier persona, en especial de las mujeres, pues permitirlo supone un retroceso en cuanto a la equidad de género”.
Este libro editado por la Cámara de Diputados explica que la maternidad subrogada o la renta de útero genera dudas en la comunidad jurídica y de defensa de derechos humanos ya que esta práctica ha abierto las puertas a la explotación de mujeres con fines reproductivos (EMFR), la comercialización de bebés por encargo, tráfico de personas, además de la ruptura de la relación natural entre madre e hijo, de acuerdo con la experiencia documentada en India, Tailandia, Nigeria, Canadá, Estados Unidos, Argentina, Colombia, Guatemala, Perú, entre otras naciones.
El libro también expone diversos casos y precedentes jurídicos en países como Estados Unidos, Argentina, Colombia, Guatemala, Perú, Tailandia y Nigeria, en donde la explotación de mujeres con fines reproductivos violenta los derechos de la mujer y del menor en gestación, al reducirlos a meros objetos de comercio.
Bebés recién nacidos vendidos -previo acuerdo- en cantidades que oscilan entre los 5 mil y los 15 mil dólares; madres que de último momento se negaron a entregar al hijo que gestaron a pesar de haber acordado su entrega a cambio de dinero u otro tipo de apoyos; la existencia de “granjas” de embarazadas con fines de venta de niños; así como conflictos diplomáticos por la indefinición de nacionalidad de niños nacidos por encargo a través de madres sustitutas, es sólo un acercamiento general a una parte importante de la historia documentada de lo que hay en realidad detrás de la maternidad subrogada.


Comparte
  •  
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *