enero 22, 2015 By Ulises Navarrete

Aumenta en jóvenes de EU espíritu en favor del derecho a la vida

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

WASHINGTON, DC, 22 de enero.- Considerada la más numerosa y joven en los últimos años, la Marcha por la Vida 2015 en su versión 42, unió las voces de los estadounidenses para exigir al Congreso de Estados Unidos trabajar en más leyes que protejan el derecho a la vida y reducir el gasto público orientado a instituciones que promueven el aborto.

Vanguardia de la March for life

Desde distintas partes de la Unión Americana, miles de jóvenes demostraron que este movimiento no es más de los adultos: adolescentes de entre 12 y 18 años, fueron la población mayoritaria que se pronunció de distintas formas, principalmente con música, cantos, pancartas, porras y gritos a favor de la protección del derecho a la vida en todas sus etapas y de la mujer embarazada en situación vulnerable.
Cathy McMorris, presidenta de la Conferencia Republicana en la Cámara, es decir, la mujer con mayor nivel en el Congreso, exaltó la participación “de una generación que está lista para defender la vida”.
En lo anterior coincidió el también republicano Cris Smith quien se dijo sorprendido de cuánta gente joven está dispuesta a proteger y defender la vida: “su presencia hoy aquí es una gran evidencia de esta megatendencia. Ustedes son la más grande y más joven generación que con determinación transformará Estados Unidos a una cultura de vida”.

Cathy McMorris

Tim Scott, senador también republicano, llamó a caminar hombro con hombro para proteger la vida. Y advirtió que no sólo es responsabilidad de los políticos sino de los ciudadanos que votan por ellos, por los programas y las ideas que aquéllos impulsan.
La presidenta de la Marcha por la vida, Jeanne Monahan-Mancini arengó a los presentes: todos tenemos una misión que cumplir, debemos crear una cultura de vida.
Ante miles de jóvenes llamó: hay que concientizar al mundo de que el aborto es un acto de violencia, para el niño por nacer, pero también para la madre que se somete a esa práctica.
En el marco del 25 aniversario de la ley que defiende contra cualquier tipo de discriminación a niños con capacidades diferentes, la representante McMorris, quien tiene un con síndrome de Down mencionó, que en Estados Unidos 1 de cada 9 niños con necesidades especiales son abortados
Ahí Leticia Velásquez, de la organización Kids (Keep infants with down syndrome-Protegiendo niños con Síndrome de Down), expuso su testimonio como madre de un niño con esta afectación: que ha creado esta organización para apoyar a que otras familias tengan apoyos para educar y ayudarlos desde su nacimiento.
Velásquez afirmó que en este país donde antes los niños con Síndrome de Dawn eran recluídos en hospitales siquiátricos, ahora se han creado programas para incorporarlos a la vida productiva. Sin embargo, aún muchos siguen siendo abortados cuando se detecta el padecimiento.
Marcela Coto de 26 años, por su parte, expuso ante los jóvenes, su testimonio: a los 18 años se embarazó, pero dado que era inmigrante y vivía en condiciones precarias buscó la forma de abortar. Sin embargo, encontró la ayuda de organizaciones como Living Help Women Center quien no sólo le dio albergue, le enseñó un oficio la capacitó para el trabajo y apoyó a generar los ahorros suficientes para continuar su embarazo y mantener a su hija.
Daniel Lipinski, representante demócrata por Chicago, Illinois, quien se definió como demócrata 100 por ciento a favor de la vida, planteó que una mujer merece algo mejor que el aborto, por ello, convocó a los jóvenes, “ustedes que son la generación pro vida”, les dijo, a mostrar cuánto importa una cultura favorable a la defensa de la vida humana en todas sus etapas.
Los discursos iniciaron en punto de las 11 y la marcha partió poco después de las 12:00 horas la retaguardia no había terminado de salir del National Mall a las 13.20 horas.
Los manifestantes detuvieron como cada año su paso frente a la Suprema Corte para recordar lo que consideran la peor resolución del máximo órgano de justicia: la llamada Rode vs Wade que en 1974 determinó que el aborto es una decisión que cae en el ámbito privado por lo que las leyes locales o nacionales no deben regular esta acción.
Poco antes del inicio de la movilización, los participantes recibieron la noticia de que la Cámara de Representantes había rechazado discutir la Ley HR36 (Pain Capable Unborn Child Protection Act-, que anularía la práctica del aborto después de las 20 semanas de gestación).
El martes pasado, el Presidente Barack Obama anunció en su Informe sobre el Estado de la Nación que vetaría la ley si era aprobada.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *