Policías de Naucalpan privan de la vida a comerciante

ComparteShare on Facebook37Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Por Javier Divany Bárcenas
NAUCALPAN, EdoMéx.- José Luis Ramos Cornejo, de 36 años de edad, comerciante de una óptica, fue privado de la vida por policías del Estado de México, de Seguridad Pública Municipal y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, quienes luego de sacarlo de un bar en Ciudad Satélite lo abandonaron tras arrojarlo desde un puente para aparentar un suicidio.
El Ministerio Público de Naucalpan, Laura Islas, tomó conocimiento del caso e inició la Carpeta de Investigación 483350550035815 en la Unidad de Investigación B3, donde se recaban los datos para dar con el paradero de los responsables.
El pasado viernes 16 de enero, José Luis Ramos Cornejo, su hermano Daniel y un amigo de ellos identificado como Erick Sánchez, se divertían en el bar con razón social “El Boomers”, localizado en las inmediaciones de la plaza comercial Satélite de este municipio.
En la madrugada del sábado se suscitó una riña en dicho bar entre varios de los clientes, por lo que al lugar arribaron cuatro patrullas y tres motociclistas de las policías Municipal y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.
En el lugar fue detenido José Luis, a quien subieron a una de las patrullas que llegaron, por lo que de inmediato los familiares de Ramos Cornejo buscaron liberarlo para que no lo llevaran ante el Ministerio Público y les ofrecieron mil 500 pesos a los policías a cambio de dejarlo en libertad, mismos que fueron recibidos.
Los agentes de Seguridad de Naucalpan señalaron que al detenido lo dejarían cuadras adelante y que él regresaría, por lo que los patrulleros se arrancaron con el detenido, sin saber del destino de éste.
Debido a que José Luis no regresaba, su hermano Daniel y su amigo Erick se dieron a la tarea de buscarlo, por lo que se dirigieron a la fiscalía adscrita a este municipio para preguntar por el detenido, sin tener respuesta por parte del Ministerio Público adscrito en Naucalpan.
Después de recorrer durante la madrugada las comandancias de Seguridad Pública y Tránsito en búsqueda de José Luis, no hubo resultados.
Fueron horas más tarde cuando un reporte de policías municipales dio con el cuerpo sin vida de José Luis, quien se encontraba a espaldas del estacionamiento de Plaza Satélite.
El reporte de policías municipales (de quienes se desconoce su media filiación, de acuerdo a una nota periodística) es que el occiso se había aventado de un puente y falleció; sin embargo, la necropsia señala que el joven comerciante murió a consecuencia de estallamiento de vísceras y golpes, y no por caída.
“El cuerpo de José Luis presenta golpes contusos y falleció a consecuencia de hemorragia interna, sección completa orto-toráxica y trauma profunda de tórax”, señala la necropsia.
Cabe recordar que José Luis Ramos Cornejo había sido levantado y trasladado a bordo de una patrulla de la Policía, por lo que se presume que fueron los mismos elementos de la corporación los que lo privaron de la vida, toda vez que jamás lo presentaron ante el Ministerio Público.
No se descarta que los dueños y encargados del bar “El Boomers” tengan alguna complicidad con los policías, toda vez que desde este centro de diversiones se solicitó el apoyo de los uniformados, quienes cada semana levantan a jóvenes alcoholizados.
La Fiscalía de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México investiga a policías municipales y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Gobierno del Estado de México a fin de conocer quiénes son los responsables del asesinato en agravio del comerciante José Luis Ramos Cornejo.
Familiares del occiso piden justicia ante esta barbarie de policías de Naucalpan, que se repite contra ciudadanos a quienes cometen delitos de desaparición forzada, secuestro y privación ilegal de la libertad, como es el caso de José Luis Ramos.

ComparteShare on Facebook37Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Ulises Navarrete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *