noviembre 3, 2014 By Redacción Huellas

El derecho a morir, madre logra eutanasia para su hija

Comparte

Ciudad de México a 3 de noviembre.- La Corte Suprema del Reino Unido, dictaminó a favor de una madre británica el derecho a terminar con la vida de su hija enferma; al respecto, en una carta, Charlotte Fitzmaurice, la solicitante, argumentó los problemas por los que pasaba su hija Nancy Fitzmaurice, de 12 años quien nació ciega, con hidrocefalia y meningitis, además de sufrir septicemia y no poder caminar, hablar, comer o beber; además, a medida que iba creciendo la salud de Nancy empeoró y en el último tiempo debía tener el cuidado de enfermeras las 24 horas al día, quienes la alimentaban, hidrataban y medicaban a través de tubos, en el Hospital Great Ormand Street de Londres. Su madre había dejado incluso su trabajo para cuidarla lo necesario, sin embargo ya nada se podía hacer.

Asimismo, la estadounidense Brittany Maynard se suicidó el sábado pasado en su hogar de Portland, Oregón. La joven reclamaba el derecho a la eutanasia en los medios de comunicación; por su parte, Brittany decidió terminar con su vida a los 29 años de edad. En ese sentido, la joven se despidió de sus familiares y amigos a través de una emotiva carta a través de Facebook: “Adiós a mis queridos amigos y a la familia que amo. Hoy es el día en el que decidí morir con dignidad de cara a mi enfermedad terminal, este terrible cáncer de cerebro ya tomó mucho de mí, pero podría ser peor. La tierra es un hermoso lugar, los viajes fueron mis mayores maestros, mis amigos y compañeros los más grandes acompañantes. Tuve un anillo de personas de soporte alrededor de mi cama. Adiós mundo. Esparzan buena energía. ¡Sigan adelante!”

A su vez, la madrileña Pilar García, señaló : “No me da miedo la muerte, quiero morir serena, no hecha un trapo”; la joven afectada de un cáncer terminal, justifica su decisión de acabar con su vida para evitar una cruel agonía; en ese sentido, el interminable debate sobre la muerte digna para enfermos que quieren eludir sufrimientos insoportables o la prolongación artificial de una vida que se extingue de forma irremediable ya está reglamentada en varios países europeos, la eutanasia -o suicidio asistido o sedación terminal- reaparece periódicamente de la mano de casos esporádicos, lo que no quiere decir que no sea una preocupación ciudadana.

En opinión de la comunicadora Natalia Springer, con respecto al derecho de morir, “Ni el Estado, ni la Constitución, ni los jueces pueden meterse con una decisión tan trascendental, tan individual y extraordinaria, que en nada riñe con el derecho a la vida y la integridad, sino que más bien las honran.”

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *