[hoy]

agosto 11, 2014 By

La Realidad de los indígenas en México

Ciudad de México, 10 de ago.- Este fin de semana se conmemoró el Día Mundial de los Pueblos Indígenas, motivo por el cual en México se realizaron también varias actividades para remomorar la situación de los originarios.

 

La celebración oficial

El presidente Enrique Peña Nieto conmemoró a los indígenas en San Juan Chamula, Chiapas, en compañía del gobernador Manuel Velasco, encabezando un evento con representantes de 68 pueblos indígenas a quienes les manifestó estar “comprometido con todas y todos ustedes; soy un firme aliado para que tengan mayor desarrollo y bienestar”, señaló el  mexiquense.

Peña Nieto resaltó las acciones de su gobierno en favor de los indígenas, entre ellos la atención que se da a 1.5 millones de familias indígenas en 24 mil localidades, a través del programa Oportunidades; el servicio de Liconsa que atiende a dos mil 700 comunidades; la mejora en servicios de infraestructura que benefician a 1.8 millones de habitantes; además del apoyo a través de créditos para proyectos productivos a 91 mil 500 personas con una inversión superior a mil 600 millones de pesos; y el respaldo a 76 mil niñas, niños y jóvenes que reciben hospedaje y alimentación para que no abandonen sus estudios, además de la asesoría jurídica a los pueblos indígenas.

«Una condición que tenemos que combatir de raíz es que en muchas de las poblaciones indígenas, uno de los rostros es precisamente el de la pobreza y el de la marginación y, por eso, junto con las comunidades indígenas, definiendo con ellos acciones, es como queremos realmente lograr escalar y mejorar la condición que hoy tienen», manifestó Peña Nieto.

Por su parte el mandatario estatal reafirmó la convicción de trabajar de manera permanente «hasta saldar la deuda histórica que México tiene con sus pueblos y comunidades indígenas»; es de destacar la importancia que dio el gobernador a este evento, para lo cual se contrataron banners y espacios publicitarios en varios medios de circulación nacional.

En el marco del evento la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), firmaron un convenio para llevar energía eléctrica a 46 municipios de zonas indígenas, mediante 202 obras de electrificación que representan una inversión de 160 millones de pesos, para beneficiar a más de 21 mil 300 habitantes de ocho estados del país, informó la renovada empresa productiva del estado.

 

Los desafíos

Diversas organizaciones, analistas e instituciones, reconocen que el tema de los indígenas en México no es sencillo, son múltiples las carencias y amenazas con las que tienen que lidiar, motivo por el cual la población indígena en México, sigue disminuyendo en proporción, de manera continua como lo ha venido haciendo desde hace años; en 1930 el 16% de la población era indígena, 9.5 puntos porcentuales más que al cierre del 2010, según información del INEGI.

Destaca también que los estados que tienen la mayor concentración de hablantes de lenguas indígenas registran elevados índices de marginación, en contraste con una mínima participación en la economía nacional: Oaxaca es la entidad con el mayor número de hablantes de lenguas nativas respecto del total de su población, con 30.6%, seguido de Yucatán (27.4%) y Chiapas (23.7 por ciento).

CNN hace un recuento de siete retos principales que enfrenta el indigenismo en México: pobreza, alimentación, vivienda, educación, salud, justicia y discriminación.

Enlistan algunos datos preocupantes, entre ellos un estudio del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que reporta que el 72% de la población indígena, es decir, 8.2 millones de personas, viven en condiciones de pobreza. En estados como Querétaro, periodistas resaltan el hecho que más del 60% de los indígenas sobreviven con el salario mínimo.

El Coneval también hace notar el hecho de que el 40% de los indígenas tiene serias carencias en su sistema alimenticio, más del doble que el mexicano no indígena, porcentaje similar para otros rubros como el acceso a la salud, la educación o la justicia.

Respecto a este tema, es uno de los más graves; según reportes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), cerca de 8 mil 344 indígenas se encuentran actualmente recluidos en el Sistema Penitenciario del País, la gran mayoría enfrentan juicios sin una defensa, además de que firman sus sentencias sin un intérprete; no hay defensores de oficio para ellos, una violación al artículo 20 constitucional que si se observara obligaría a poner a los indígenas en libertad denunció Tomás López Sarabia, presidente del Consejo Directivo del Centro Profesional Indígena de Asesoría, Defensa y Traducción A.C. (CEPIADET), quien recordó que con cifras del 2012, más del 90 por ciento de la población indígena presa no contó con un intérprete ni traductor; “Muchos no entendieron el proceso por el cual pasaron porque falta de un intérprete, es una violación a los derechos de los indígenas”.

Algunos analistas como Federico Navarrete Linares, académico del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, también consideraron que las nuevas reformas representan una amenaza para los pueblos indígenas, principalmente respecto al tema de despojo de territorios; el investigador sostiene que los pueblos indígenas viven en medio del rezago social y económico en comparación con el resto de la población, amén de carecer de servicios básicos de salud, vivienda, educación o protección social.

Por su parte el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred), informó del lanzamiento de la campaña «2 son + que uno, sumemos contra el racismo», que estará en Twitter a través del hashtag #NoEstáChidoDiscriminar.

También el Gobernador de Morelos, Graco Ramírez, anunció en el marco de la conmemoración del Día de los Pueblos Indígenas, que buscará el reconocimiento de Xoxocotla y Tetelcingo como municipios indígenas, aumentando así la cantidad municipios originarios en la entidad.

 

La insurgencia indígena

No obstante en el país continúa también el arduo trabajo de los pueblos originarios que han decidido romper con el gobierno para construir y ejercer su propia autonomía, un ejemplo de ello es el Congreso Nacional Indígena (CNI), encabezado por los indígenas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), quienes en conjunto con representantes de más 100 pueblos indígenas de México, continúan organizando y realizando acciones en conjunto para refrendar su autonomía.

Esta semana se realizó también un Homenaje a David Ruiz García, «en el marco de la Compartición entre Pueblos Originarios y los Pueblos Zapatistas», encuentro al que acudieron varios de los principales líderes indígenas y zapatistas, para rendir tributo a un joven de la comunidad de San Francisco Xochicuautla, Estado de México, quien falleció en un accidente en una visita a La Realidad, Chiapas.

Los pueblos Ñhato de Xochicuautla y Huitizilapan, continúan su lucha en contra del despojo de sus bosques y tierras comunales, para diversos proyectos carreteros, residenciales y de aprovechamiento forestal, uno de los proyectos que más rechazo registran es la autopista Aeropuerto de Toluca – Interlomas Naucalpan, compromiso de Enrique Peña Nieto como gobernador, que a la fecha sigue sin concretarse.

Los zapatistas aprovecharon también para presumir los avances de la Reconstrucción en La Realidad Zapatista, proyecto mediante el cual están construyendo un nuevo centro de salud y escuela en la comunidad de La Realidad, con fondos de voluntarios de todo el mundo, en respuesta al asesinato de Votán Galeano, con lo cual pretenden enviar el mensaje de que a mayor represión, mayor será aún la respuesta; actualmente varias comunidades indígenas de Chiapas viven sin aceptar nada de ninguna instancia gubernamental, lo cual representa también un choque de paradigmas que el estado pretende minimizar, no obstante en la práctica, las bases de apoyo del EZLN continúan su expansión.

También los indígenas yaquis tuvieron este fin de semana una travesía por la Ciudad de México, está haciendo eco a nivel internacional su campaña para exigir que no se cambie el curso del Río Yaqui, vital para sus pueblos y cosmogonía, no objeto denunciaron las múltiples amenazas en su contra, pues más allá de las órdenes de aprehensión, reportaron haber sido objeto de un ataque durante su caravana a la capital del país.

De igual forma continúan las denuncias de indígenas Wixárikas, de Durango, San Luis Potosí y Jalisco en contra de las mineras; en Oaxaca, los ikoots y otros grupos batallan contra las eólicas españolas; mientras que en Puebla las hidroeléctricas son la mayor amenaza, y así continúa la larga lista de pueblos indígenas que están viviendo actualmente conflictos en contra de proyectos públicos y privados; la comunida de Cherán, Michoacán, los indígenas de la Riviera Maya; los náhuas de Jalisco y Colima, los Chenes y Ch’ol en Campeche, los amuzgos, mixtecos en Guerrero, etc. Lo cual es un signo evidente de que en México, los pueblos originarios están lejos de tener la paz que no han tenido desde hace cientos de años.

 

 

David Galeano
Huellas.mx

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.