julio 14, 2014 By Redacción Huellas

Ian Thorpe sale del clóset, Singapur prohíbe literatura gay

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México a 14 de jul.- La posición de la Iglesia Católica con el nuevo catecismo que mezcla identidad y orientación sexual asegura que estas dependen de un don de Dios; al respecto, los colectivos de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, (LGTB), han protestado con la web “Pregúntaselo a Dios”, la cual es una crítica a la discriminación de la Iglesia católica contra las personas con diferente preferencia sexual, «Queríamos hacer una web que le diera una bofetada al catecismo», explican sus creadores. La web permite a los internautas preguntarle al mismo Dios sobre su orientación sexual, “Sí eres gay pero no te preocupes; siempre podrás hacerte cura, una de las respuestas de la web”.

A su vez, Jesús Calvo, el sacerdote que dijo, que el cáncer de Pedro Zerolo era un castigo divino porque Dios era sabio y condenaba la sodomía como el pecado que era, no se arrepiente de sus declaraciones.

Por otro lado, César Cigliutti, Presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), señaló: “Entendemos la importancia de la visita del Presidente de Rusia, Vladimir Putin, en los aspectos económicos para nuestro país, y esperamos que su estadía en Argentina lo convenzan de que un Estado es más inclusivo cuando protege la diversidad sexual en vez de criminalizarla».

Asimismo, las organizaciones del colectivo homosexual realizaron una «besada pública» frente a la embajada rusa en Buenos Airescomo forma de protesta, «en contra de las políticas que atentan contra la comunidad LGBT (lésbico, gay, bisexual, trasvesti, transgénero, transexual, intersexual y queer) que se han implementado en Rusia durante los últimos meses, en especial, mediante la Ley contra la Propaganda Homosexual».

Por su parte, el Sistema Nacional de Bibliotecas de Singapur, anunció que destruirá todos los libros de «temática gay» que existe en su acervo; esto con el propósito de conservar el concepto de «familia tradicional». Luego de que el libro infantil que narra la historia de dos pingüinos machos criando a un polluelo, fuera etiquetado como «inapropiado», el ministro conservador, Yaacob Ibrahim, se ha comprometido a prohibir todos los libros de «temática gay» en las bibliotecas públicas y destruir las copias restantes de libros que fomenten la homosexualidad y los valores familiares «no tradicionales».

Además, el nadador australiano Ian Thorpe, ganador de cinco medallas olímpicas de oro, admitió en una entrevista en Australia que es homosexual, después de años de negarlo. “Soy gay. Esto es algo que solo muy recientemente, estamos hablando de las pasadas dos semanas, he podido reconocer con las personas más cercanas a mí”, dijo el deportista.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *