junio 26, 2014 By Redacción Huellas

Leer las mentiras sobre la tortura, también es una tortura

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México a 26 de jun.- En el día internacional de la tortura , Amnistía Internacional, señaló que continúa la campaña global emprendida desde 13 de mayo con el lema #StopTortura en contra de este cruel e inhumano castigo. Cabe mencionar que la tortura sigue vigente en muchos países, es frecuente y sistemática, en otros limitada; no obstante, los gobiernos coinciden en ocultarla y manejan la información de forma discrecional.

Por su parte, Amnistía Internacional ha documentado durante los últimos cinco años, casos de tortura y malos tratos en 141 países. Al respecto, Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España, indicó: “La tortura es salvaje e inhumana, está prohibida por el derecho internacional, corroe el Estado de derecho y socava el sistema de justicia penal. No puede, nunca jamás, justificarse y estamos decididos a acabar con ella”.

Asimismo, defensores y defensoras de derechos humanos, políticos de la oposición y periodistas, quienes nunca han llevado una bomba ni ninguna otra arma, son también víctimas frecuentes de tortura, debido a que el gobierno los establece como “enemigos” políticos, reales o supuestos. En ese sentido, las torturas se presentan en contextos antiterroristas, esta práctica se emplea sobre todo como medio para deshumanizar al enemigo.

La Suprema Corte de Justicia fijó lineamientos a las autoridades para indagar actos de tortura. Por lo que, toda autoridad que tenga conocimiento de que una persona ha padecido tortura deberá, informar al MP para que inicie una investigación de manera independiente, imparcial y meticulosa. De igual forma cuando en un proceso penal, un inculpado o testigo afirme que su declaración fue obtenida mediante torturas.

En México se presentó este 25 de junio, el Programa Nacional de Derechos Humanos; por lo que, la Administración Pública Federal, ampliará y fortalecerá el proceso de capacitación a los servidores públicos en el marco de las nuevas disposiciones constitucionales.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, indicó que el Programa integra seis objetivos para lograr la efectiva implementación de la reforma constitucional de derechos humanos de 2011, como la prevención de violaciones a los derechos humanos, además de que se basa en los estándares y recomendaciones internacionales.

A su vez, el mandatario Enrique Peña Nieto, dijo: «Sumando esfuerzos con estos mecanismos y con las organizaciones de la sociedad civil, el Estado mexicano seguirá combatiendo con determinación prácticas inaceptables, violatorias de la ley y los derechos humanos, como la tortura, las desapariciones o la trata de personas».

Por su parte, Raúl Plascencia, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), durante la presentación del Programa Nacional de Derechos Humanos 2014-2018, informó que el número de quejas en contra del Ejército y las Fuerzas Armadas disminuyeron en 2013 cerca del 50 por ciento en comparación con el año 2012.

No obstante, los principales representantes de las organizaciones civiles de derechos humanos han cuestionado la actuación del funcionario Raúl Plascencia Villanueva, al frente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos; al respecto, ha sido criticado por omisión ya que no actúa ni corresponde a sus responsabilidades, señalaron los especialistas. Asimismo, consideran que Plascencia actúa con miedo y aunque existe una promoción personal para reelegirse al frente de la CNDH tiene escasas posibilidades.

El investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Carlos Elizondo Mayer –Serra, señaló que mientras a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se le destinan más de mil 300 millones de pesos, al tribunal encargado de defender de oficio sólo percibe 15 millones anuales.

Asimismo, Mayer –Serra, indicó que en derechos humanos México tiene un pésimo récord de derechos humanos en todas las materias; al respecto, dijo: «este es un país desigual y eso se nota en el acceso a la justicia», de tal forma que el Estado construyó «un aparato pesadísimo de protección de los derechos humanos» porque la comisión en la materia «es la más cara del mundo.»

En relación a los graves problemas reconocidos por el Secretario General de Amnistía Internacional, como la tortura, la desaparición forzada, detenciones arbitrarias e ilegales, asesinato de migrantes, periodistas y defensores de derechos humanos; el gobierno federal sólo se refirió a tales problemas serios como “pendientes”, no sin antes resaltar los avances en la presentación del Programa Nacional de los Derechos Humanos.

Cabe destacar, que los tratados internacionales de derechos humanos, quienes desde el año 2011, tienen rango constitucional sirven como parámetro de constitucionalidad y de convencionalidad respecto al resto del ordenamiento jurídico mexicano señalan los expertos.

Además, el rector de la UNAM, José Narro Robles, refiere que la capacitación en derechos humanos «no ha incidido en la manera esperada», debido a que la población tiene bajos niveles de confianza en servidores públicos y policías. Agregó, «la autoridad técnica es necesaria, pero no resulta suficiente, la autoridad burocrática, por su parte, no ayuda», por ello la autoridad que podrá sacar adelante la lucha en favor de los derechos humanos es la moral, indicó Narro.

Por otro lado, informes anuales de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos(CNDH), señalan que desde 2009 a la fecha, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ocupa el primero o el segundo lugar en quejas interpuestas ante el organismo por los derechohabientes, quienes lo acusan de faltas como dar una inadecuada atención médica o incluso de ser responsable de la muerte de pacientes.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *