enero 16, 2014 By Huellas de México

Ama de casa presa 6 años por pagar con billete falso de $100

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  


Ciudad de México, 15 de enero.- “No me lo merecía”, dijo Esperanza Reyes Aguillón, la potosina que fue condenada a poco más de cinco años años de cárcel por pagar con un billete falso, y que ayer fue trasladada de las Islas Marías al penal de La Pila, donde espera el indulto del Presidente Enrique Peña Nieto.

Hace dos años la mujer acudió a una papelería y pagó con un billete de 100 pesos una libreta para que su hija hiciera la tarea, sin embargo, la encargada de la tienda se percató que el billete era falso y llamó a la Policía Estatal, quien la detuvo y la puso a disposición de las autoridades federales.

El supuesto de “actitud sospechosa” fue suficiente para condenarla, además de la nula defensa del abogado de oficio que le asignaron, ante la imposibilidad de pagar un mejor abogado. Esperanza Reyes dio una entrevista a una televisora de San Luis Potosi, donde lamentó la situación por la que atraviesa y que su situación legal no se ha arreglado.

“Nunca supe que el billete era falso, pago y ahí fue donde me agarraron y es fecha que todavía estoy aquí, es una injusticia que haya ido a parar hasta las Islas Marías por ese billete”, relató.

Dijo que durante los dos años que ha estado recluida no ha visto a sus hijos y aún le faltan cerca de tres años de cárcel, por lo que hizo un llamado a Peña Nieto para que le conceda el indulto y pueda ser liberada.

Detalló que tiene dos hijos, una niña de 10 y un menor de siete años de edad, “y tengo mucho tiempo de no estar con ellos, son niños, están chiquitos, no se vale esto que me está pasando”. Comentó que lo más difícil ha sido estar separada de sus hijos y con voz entrecortada dijo que ha hablado con ellos muy poco, “me dicen que me extrañan mucho, que quieren que regrese, el más chiquito me dice te extraño mucho, quiero estar contigo, ya es mucho tiempo que has estado fuera”.

Esperanza confió en que el presidente la escuchará y le concederá el indulto, “pienso que no me lo merezco, no es justo que me haya pasado esto y dejar de ver a mis hijos, él es padre, espero me escuche”.

En caso de que su petición se resuelva de manera positiva, declaró que lo primero que hará será correr a abrazar a sus hijos, “tengo muchas ganas de estar con ellos, tengo mucho tiempo que no los veo y quiero estar con ellos, verlos crecer, verlos salir adelante”. Recordó que el día de la detención, su hija, que estaba en espera de su libreta se quedó sin hacer tarea “porque ya no regresé a casa, esa misma tarde me detuvieron y ya no regresé” y agregó que desde entonces “he vivido muy mal la verdad, porque no me lo merecía, yo sé que no me lo merecía, ir tan lejos de mis hijos, no saber de ellos en mucho tiempo”.

Finalmente, dijo confiar en la justicia mexicana y que se le conceda la libertad, “Dios quiera, Dios me escuche para poder estar con mis hijos, concluyó”. ABOGADOS PIDEN INDULTO José Mario de la Garza, defensor de Esperanza Reyes, informó en días pasados que la Barra Mexicana, el Colegio de Abogados, la Fundación Barra Mexicana y la propia Esperanza han solicitado su indulto al Presidente Enrique Peña Nieto. La solicitud ya fue sellada y firmada de recibida en la Presidencia de la República.

El Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario 2013 presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) a fines del año pasado, señala que en el 2012 las cárceles estatales ejercieron un presupuesto de 47 millones 214 mil pesos y las prisiones del Estado cerraron el año con 3 mil 247 presos.

Con estas cifras como referente, es posible establecer un gasto de 14 mil 540 pesos con 80 centavos por cada uno de los internos que reportó. La sentencia de seis años para Esperanza Reyes Aguillón implicaría entonces un gasto para el Estado potosino de unos 90 mil pesos, por un billete de 100 pesos que ella no elaboró.

Video A1H
Fuente: SinEmbargo/Pulso


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *