diciembre 7, 2013 By Huellas de México

Rescatan 10 niños chiapanecos explotados en Jalisco.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

GUADALAJARA, JALISCO (06/DIC/201).- En un operativo en calles de la colonia Altamira en Tonalá, policías municipales rescataron a diez menores originarios de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, obligados a trabajar en calles de la zona metropolitana de Guadalajara.

El comisario de seguridad pública del municipio, Javier López Ruelas, informó en entrevista que de los hechos resultaron cinco hombres detenidos.

«Primero, en nuestros patrullajes de vigilancia, los elementos encontraron a tres niños dormidos en la vía pública. Ya platicando con ellos los oficiales se dan cuenta que los tres tienen un discurso armado, de que dejaron su pueblo por su cuenta y cosas que suenan hasta absurdas. Pero ya a disposición de trabajo social nos dimos cuenta de que son víctimas de explotación infantil», reportó.

El mando señaló que tras la declaración de los niños, de entre siete y diez años, policías se desplegaron en la calle Altamira, donde en dos cuartos de una vecindad hallaron otros siete menores. El menor de los diez tiene tres años, el mayor es de 14, y casi todos entre cinco y nueve.

«Todos los niños son Tzotziles, de hecho casi no hablan español, lo único que dicen algunos de ellos en español es su discurso por si alguien les pregunta algo. Los tenían en condiciones insalubres y en total descuido. Ya los canalizamos a la Fiscalía General del Estado y quedaron a resguardo de ellos».

Y agregó: «De los detenidos, primero aseguramos a dos hombres que dijeron ser padre e hijo -Agustín, de 47 años de edad, y Agustín Jonás, de 22 años de edad-, y ya en los cuartos de la vecindad arrestamos a otros tres adultos, al parecer partes de esta red de explotadores infantiles. Ellos también quedan a disposición de la fiscalía, pero al parecer es un grupo que opera en varios estados del país, no solo en Jalisco».

López Ruelas puntualizó que los adultos confesaron que los niños pagaban, cada uno, 800 pesos mensuales de sus ganancias y aportaban una parte proporcional para la renta de mil al mes por cada habitación.

«Los tenían en cruceros. Unos vendían chicles, otros limpiaban parabrisas, otros hacían malabares y además de lo que aportaban, compraban la comida de todos. Al parecer a unos los traían aquí, a otros a otra entidad. Aparentemente es una red grande. Van a las comunidades indígenas y ofrecen trabajo en la ciudad, y los padres dan a sus hijos, al parecer a cambio de alguna ganancia. Esto debe investigarlo a fondo la autoridad competente», acusó el titular de la policía tonalteca.

Por. Informador.com.mx


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *