México una vergoña ante Trinidad, cuantas humillaciones hacen falta

julio 15, 2015 By Huellas de México

México una vergoña ante Trinidad, cuantas humillaciones hacen falta

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Charlotte, EEUU, 15 de jul.- La selección mexicana de futbol culminó la más vergonzosa fase de grupos de una Copa Oro en toda la historia, un equipo que no propone, que no emociona, que no genera más que vergüenza y no solo por el mediocre futbol, sino por la incapacidad incluso de obtener resultados.

Hoy la selección de Miguel Herrera tenía la obligación de mostrar porque este equipo se supone es la selección A de México, no obstante los verdes hicieron agua y estuvieron a punto incluso de perder el partido.

El equipo de México generó muy poco peligro a pesar de las limitaciones del rival, no obstante se encontró con un par de goles que parecían darle tranquilidad en el encuentro.

No obstante más tardó México en anotar que Trinidad y Tobago en darle la vuelta al partido, anotando tres goles de forma consecutiva para ponerse en ventaja con sólo 2o minutos por jugar en el partido.

Los mexicanos se notaban nerviosos, con una delantera inoperante, no obstante gracias al coraje del capitán Guardado, México logró empatar el partido al minto 87, tras un golazo de fuera del área.

México además tuvo mucha suerte, minutos atrás un balón de Trinidad y Tobago terminó en el poste, y la suerte se volvía a repetir al minuto 90 cuando un desafortunado autogol de los caribeños, generaba una nueva voltereta en el partido y un desmedido festejo de los jugadores mexicanos, como si hubieran ganado el mundial de futbol.

Más grotesta y repugnante la actitud del seleccionador de México, Miguel Herrera, quien se volteó a la tribuna que le reclamó durante todo el partido, aventándoles mentadas de madre de forma prepotente durante su festejo; como si con ese autogol se hubiera borrado la mediocre y lamentable actuación del equipo mexicano.

No obstante en tiempo de compensación llegó un poco de justicia futbolística, y de forma merecida el equipo trinitario metió el cuarto gol del empate, sellando la peor actuación mexicana en una fase de grupos de Copa Oro, lo cual combinado con la terrible humillación sufrida en Copa América, debería plantearse seriamente la dirección de la selección nacional.

Debido también a la mediocridad del torneo, México pasará de todas formas a la siguiente fase, donde jugará ante el equipo de Costa Rica.

Al final el partido, muy a su estilo Miguel Herrera fue a reclamarle al árbitro, exponiendo síntomas evidentes de negación de la realidad, un mal, que podría terminar arrastrando al futbol mexicano ha hundirse más de lo que ya está.

 

Nicolás Franco. Huellas.mx


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *