junio 25, 2014 By

FIFA amenaza a Luis Suárez y omite verdaderos crímenes

Brasil 2014, 25 de jun.- La Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) ha confirmado que ha iniciado un proceso disciplinario en contra del jugador uruguayo Luis Suárez, por una presunta agresión al defensa italiano Chiellini en el partido definitorio entre Uruguay e Italia.

La FIFA ha mencionado incluso la posibilidad de una ridícula sanción de hasta dos años por la presunta mordida, sin embargo ésta resulta ser inifitamente menos grave y grande que las mordidas aceptadas por funcionarios de FIFA para designar a Qatar como sede de la Copa del Mundo 2022, y de lo que no se han tomado cartas en el asunto.

Que es lo que pretende castigar la FIFA; ¿agresión? tan solo en este mundial ha habido verdaderas agresiones y no se ha sancionado de manera severa, el defensa de Portugal ‘Pepe’ dio un cabezazo intencional a un jugador que se encontraba en el piso, y no hubo mayor sanción ni condena por FIFA que la señalada por el árbitro en el partido.

Y en la historia del futbol ha habido muchos ejemplos de verdaderas agresiones, Schumacher el portero de Alemania en el 74 le rompió varias costillas a un jugador francés en una criminal entrada y el arquero no recibió mayor sanción y jugó el siguiente partido, la final de la copa del mundo.

No obstante Luis Suárez no es alemán, tal parece que además FIFA está midiendo con varas diferentes a los latinoamericanos, hace unos días causó gran indignación que de forma inusual y ofensiva FIFA haya ordenado el antidoping de 7 costarricences tras el partido en que derrotaron a los ingleses, de los cuales solo se hizo prueba a dos elementos.

Nos parece una exageración de la FIFA calificar sin grandes pruebas la acción de Suárez como una agresión grave, tampoco estamos afirmando que haya sido correcto, sin embargo en el futbol hay acciones más graves y ofensivas para el juego que no son sancionadas de la misma manera.

¿O acaso la FIFA acusará juego sucio? Tan solo este mismo martes, en el partido entre Grecia y Costa de Marfil se registró una acción más sucia, pues el delantero griego fingió tramposamente una falta para engañar al árbitro en el último minuto y dar injustamente la clasificación a su selección nacional, lo cual consiguió; este es ejemplo de juego sucio que en verdad surtió efecto; sin abundar en el vergonzoso papel del árbitro, quien de forma increíble marcó un tiro penal por el que debería responder judicialmente.

También nos parece un crimen más grande lo que hizo el portero de Nigeria quien en un partido de preparación se metió un autogol de forma intencional, una verdadera ofensa y amenaza a la dignidad del deporte, no obstante el jugador sigue en su equipo sin mayor aspaviento ni acusación alguna.

Estamos en contra del juego sucio en todas sus formas, pero nos parece injusta la dimensión que da FIFA a las cosas, siendo que hay situaciones verdaderamente graves que están destruyendo el prestigio del deporte a nivel mundial, lo de Suárez fue solo un error que simplemente pretendía provocar un penalti, de este tipo de jugadas hay docenas por torneo y no se arman escándalos de esta manera.

David Galeano
Huellas de México

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.