El ajustador de partidos, corrupción mundial

ComparteShare on Facebook132Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Email this to someone

Primera Parte

Nevada y fría era una tarde del 2011, cuando en una lejana estación de policía de una pequeña localidad finlandesa en el círculo ártico, entró un peculiar hombre de apariencia asiática, haciendo la denuncia más extraña que jamás hubieran imaginado. Rovaniemi es el nombre de la comunidad, conocida por ser el hogar de Santa Claus y recibir a enamorados viajeros que llegan hasta esa latitud del mundo para ver las auroras boreales; de ahí en fuera todo es bastante tranquilo en la estación de policía, quien rara vez recibe denuncia de algún delito, mucho menos proveniente del crimen organizado.

El misterioso denunciante afirmaba tener conocimiento de un sujeto de Singapur, que andaría en Finlandia, sobornando árbitros y jugadores de futbol profesional, lo que se conoce como un Ajustador de partidos, en este caso un sujeto conocido como Wilson Raj Perumal.

Los policías apenas y comenzaban a comprender de que se trataba la denuncia, jamás pensaron que tendrían la oportunidad de capturar a uno de los más prolíficos Ajustadores, pertenecientes a una enorme coorporación criminal con sede en Singapur y dedicada al negocio internacional de las apuestas, así como al lavado de dinero.

La policía de aquella pequeña estación tampoco lo sabía aún, pero el sujeto que acusaba era Joseph Xie Tan, otro miembro más de la misma organización criminal que Perumal; ambos estaban bajo el mando de Tan Seet Eng (a.k.a. Dan Tan), también de Singapur, y quien presuntamente sería la cabeza de la impresionante organización criminal.

Los policías finlandeses comenzaron las investigaciones, desde la falsedad del pasaporte de Perumal tenían elementos para arrestarlo, sin embargo al tiempo que comprobaron la gravedad de las acusaciones fueron expandiendo la investigación y develando parte del enorme escándalo que estaba por descubrirse.

Meses antes, millones de aficionados vieron el partido inaugural del estadio donde se jugaría semanas después la final de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, a solo unos días del arranque del misma, entre Sudáfrica y Colombia; el árbitro quien había sido comprado por Perumal, sorprendió con tres penales marcados, uno de ellos se tuvo que repetir doble hasta que entró el balón en la red.

La mafia de las apuestas como funciona
La policía de Finlandia y del resto del mundo lo ignoraba en aquel entonces, pero la empresa de Dan Tan comenzó a operar desde principios de los 90; el objetivo era simple, hacer dinero con las apuestas, no tardaron mucho en notar que arreglando el partido previamente tenían mucho mayores probabilidades de ganancias por lo que comenzaron a implementar múltiples mejoras en sus métodos de ajuste.

Para 2010 la empresa ya era enorme, contaban con cientos de trabajadores y contactos en todo el mundo; habían aprendido que realizando cientos de apuestas moderadas, pasaban mucho más desapercibidos que realizando enormes y escándalosas jugadas, para lo cual había ya había a su disposición enormes cuadrillas de “empleados” que realizaban las transacciones en línea por medio de múltiples tarjetas bancarias.

El mercado de apuestas en el futbol es bastante amplio, no solamente se puede ganar si se atina al ganador, también otros factores como el número mínimo de goles por partido, o el gol en cierto momento del encuentro, se han vuelto oportunidades de los “empresarios” para amañar cientos de encuentros alrededor del mundo; quienes en caso de acertar en múltiples campos a la vez, también multiplican de forma sorprendente las ganancias.

 

El Ajustador
El ajustador es una de las posiciones clave del proceso, es el sujeto quien de forma apropiada se acerca al posible cómplice con la intención de sobornar, los métodos de los ajustadores también han evolucionado, anteriormente se seducía previamente al implicado, gradualmente se le trataba de convencer; sin embargo Perumal, prefería el estilo moderno y eficiente, el ofrecimiento directo e inmediato, colocando la tentación en manos de profesionales del futbol que dificilmente aspirarían a tener en su trayectoria la oportunidad de obtener tanto dinero tan rápido.

El sujeto tiene que tener la habilidad no solo para convencer al implicado, también debe saber moverse en el medio para tener acceso a hoteles, vestidores, estadios, además de generar los contactos precisos para llevar a cabo la trampa.

Tener la personalidad para darle la confianza al cómplice, así como la seguridad e intrepidez para involucrarlo en el lucrativo negocio.

 

Wilson Raj Perumal
Perumal comenzó como apostador, sin embargo sus pérdidas lo orillaron a trabajar para la mafia de Tan, quien lo mandó a múltiples misiones alrededor del mundo para tratar de ajustar partidos, y aunque tuvo poco éxito en países como Inglaterra; en otros lugares de África, Asia y algunas ligas Europeas estaba generando imporantes dividendos.

La policía finlandesa tampoco se iba a imaginar que Perumal había arreglado también el partido amistoso previo a la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, entre las selecciones de Sudáfrica y Guatemala, que terminó 5 por 0 a favor de los sudafricanos con dos penales inexistentes.
(Es de destacar que los resúmenes producidos ya por la FIFA omitían al máximo los inexplicables horrores arbitrales)

El cómplice de Perumal en esta ocasión, como en otras, fue el árbitro central Ibrahim Chaibou, de Niger, una pobre nación del África sub sahariana, quien horas antes del partido entró feliz a un banco sudafricano a depositar alrededor de 100 mil dólares en billetes de 100, lo cual le generó un reconocimiento como nuevo cliente distinguido del pequeño banco; sin embargo de esto no se supo hasta meses después.

Otro partido descaradamente manipulado por Chaibou fue un encuentro amistoso entre Nigeria y Argentina en 2011, increíblemente al árbitro extendió el partido 8 minutos de alargue, hasta que tuvo la oportunidad de inventarse un nuevo penal, con el que se selló el 4 a 1 final a favor de Nigeria.

Una de las apuestas que se multiplican es cuando además de acertar al vencedor, se anotan más de 4.5 goles en el encuentro. Los corredores de apuesta además reportaron un notorio incremento en las apuestas a que caería un gol en el tiempo de compensación.

Perumal recién presentó en mayo pasado un libro autobiográfico en el cual confiesa haber participado en la manipulación de varios encuentros previos a la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, incluida la ronda clasificatoria, entre muchos otros, además de jactarse de haber colaborado para haber clasificado a al menos uno de ellos a la máxima justa futbolística.

El ajustador relató su acercamiento a varios jugadores fingiendo inicialmente ser de la prensa de Singapur, una vez que había oportunidad de que nadie más escuchara, les lanzaba la oferta, como recopila el diario británico The Telegraph.

El New York Times publicó a principios de este mes, una extensa publicación donde se hace referencia a una investigación privada realizada por la FIFA, y que efectivamente comprobaría múltiples casos de arreglo de partidos en todo el mundo, incluidos aquellos publicados por Perumal en reciente libro. No obstante la Federación no ha tomado cartas suficientes en el asunto, que sigue agravándose.

Perumal fue finalmente detenido por la policía finlandesa, mientras se encontraba en un restaurante con un grupo de jugadores de la liga local de Finlandia; el evento generó todo una escándalo nacional en el país pues se descubrió que había varios jugadores y hasta clubes implicados en el arreglo de partidos.

Aunque los finlandeses aún ignoraban que el denunciante también tenía su propia colección de partidos arreglados, además también de los motivos por los cuales terminó inculpando a su compañero de organización criminal.

 
LEER LA SEGUNDA PARTE: La mafia cambió la historia del futbol, corrupción mundial

 

Nicolás Franco Wem
Huellas de México

ComparteShare on Facebook132Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Email this to someone

Written By Nicolás Franco Wem

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *