Cómo ha evolucionado el uso del tarot hasta la actualidad

julio 10, 2019 By mg sh

Cómo ha evolucionado el uso del tarot hasta la actualidad

Comparte
  •  
  • 2
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

10 de julio 2019.- Con más de medio milenio de existencia, el tarot ha tenido un importante proceso de evolución a lo largo de la historia; desde sus orígenes y hasta nuestros días, ha tenido siempre detractores, no obstante que al día de hoy, ha sabido sobrevivir y adaptarse, a través de diversos usos y usuarios, hasta tal punto, que actualmente se mantiene incluso más vigente que nunca.

En el presente artículo, hacemos una breve síntesis de como ha evolucionado el tarot, desde el primer mazo conocido: el tarot Visconti-Sforza del siglo XV, hasta las técnicas avanzadas de referentes del tarot como Carmen Camino, quien aprovecha también el cúmulo de siglos de conocimiento, a través de las diferentes técnicas que se han desarrollado en diversos tiempos y espacios.

El tarot, una historia legendaria

Aunque el mencionado tarot del duque Filippo María Visconti es el más antiguo del que se tenga referencia, es el Tarot de Marsella de finales del siglo XV, el que es considerado primigenio, y el que empezó a utilizarse en una mayor escala, con fines adivinatorios y místicos.

Debido a su naturaleza, en una primera época se le relacionó con la magia y el ocultismo, motivo por el cual también durante mucho tiempo fue motivo de persecución. Esto también generó que muchos de los primeros ejemplares fueran destruidos y su práctica fuere reprimida en gran medida.

Sin embargo, desde tiempos antiguos, el tarot demostró su poder para convertirse en una alternativa para intentar explicar muchos dilemas, que bajo los preceptos dominantes no era posible resolver; fue así, que fue acumulando fama, y de hecho, durante un buen tiempo, se mantuvo incluso como un privilegio de las clases altas, pues también eran muy pocos los lectores de cartas, que realmente tenían el poder de interpretar el significado de los arcanos.

Gradualmente, el uso del tarot se fue extendiendo, llegando a consolidarse, no solo como una estrategia para poder entender de mejor forma el contexto actual, sino que sus facultades adivinatorias, fueron depurándose, llamando así la atención de diversas culturas, particularmente de la Europa antigua.

Culturas como la de los gitanos, también esparcieron su uso por gran parte de Europa, lo cual le permitió sobrevivir a diversos conflictos e intentos por erradicar su implementación, lo que contribuyó también extender su uso dentro de todos los estratos sociales.

El tarot evoluciona

Fue ya a principios del siglo XX, que empezaron a surgir otros mazos de tarot que generaron gran impacto, como fue el caso del Tarot Rider Waite, el cual posee características estéticas más elaboradas, así como elementos simbólicos más detallados, que lo convirtieron en un referente importante, lo que impulsó también su uso a través de los cinco continentes.

En el mismo siglo XX, se generó todo un auge del tarot, que detonó también una gran variedad de mazos e interpretaciones, así como también estudios históricos más avanzados, que identificaron vínculos, tanto con la simbología egipcia, como con la cábala, lo que permitió extender de igual forma sus usos e interpretaciones, a través de una gran variedad de estilos.

Fue ya hacia finales del siglo pasado, que se generó un nuevo movimiento conocido como los tarots de la nueva era, donde figuran mazos de gran renombre como el tarot de Osho Zen, que presenta también características más espirituales, orientadas hacia la búsqueda de respuestas para una mayor paz interior.

Todo esto, ha permitido que el tarot siga utilizándose ampliamente, tanto para tratar de descubrir lo que nos depara el futuro profesional y económico, pero también se mantiene como un elemento de ayuda para descifrar relaciones personales, amorosas y de pareja, que desde siempre ha sido también uno de los objetivos más recurrentes.

El tarot en la era digital

A partir del boom de la digitalización, el tarot ha enfrentado también una transformación, pero también importantes desafíos; pues aunque hoy en día, existen incluso apps y programas que permiten ‘tiradas’ meramente digitales, estos esquemas están basados más en la aleatoriedad, y en realidad tienen pocas implicaciones con lo que el tarot realmente representa.

A pesar de ello, también existen tarotistas que mantienen viva la esencia orgánica del tarot, como el caso de Carmen Camino, quien no solo defiende la importancia de mantener una conexión energética real, entre la persona que desea saber lo que le deparan los arcanos, y quien ayuda a interpretarlo, sino que además, aprovecha los diferentes estilos y juegos de cartas acumulados tras siglos de desarrollo de este tipo de conocimientos, buscando adaptarlos de una forma individual, a las necesidades y objetivos de cada persona.

Es así como el tarot de hoy tiene dos vertientes, por una parte, algunos deficientes intentos de digitalizar el conocimiento, y por otro parte, esfuerzos humanos por mantener viva la tradición y el conocimiento ancestral, ofreciendo técnicas realmente personales, que permiten de una forma más certera, vislumbrar las perspectivas que tiene cada ser como persona única en este plano terrenal.


Comparte
  •  
  • 2
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *