Jóvenes, los lectores de Los dominios del ónix negro

ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Max Vite G.

En 2013 surgió La elevación, una de las primeras novelas de Adriana González Márquez, obra que conforma la trilogía de ciencia ficción que acapara por su contenido a gran número de lectores jóvenes y adultos.

En menos de cuatro años Los dominios del ónix negro se convirtió en best seller y la autora habla de lo satisfecha que está y del compromiso adquirido con sus lectores de Europa y América.

Adriana Gonz{alez M

En entrevista con Huellas de México, la joven y prolífica escritora comparte que la historia “ya no es mía”, pues los adolescentes –principal sector que disfruta de la lectura de sus novelas- se han apropiado de ella, incluso ya realizan el “tour de los millenials” para conocer cada sitio en donde se inspiró para dar vida a Vanessa y Erick.

“La primera vez que vi el holograma de best seller no lo creía, no tanto por el hecho de ventas, sino por las lecturas, pues en México se está retomando el hábito de leer, y porque es algo que a mí me gusta hacer, con la finalidad de contar historias a otras personas”.

La también autora de Mestizo (primer volumen de su segunda trilogía –La era de los místicos), dijo que “es una meta más que he logrado en mi vida. Más que nada es una satisfacción poder compartir esta historia con las nuevas generaciones y, sobre todo, se den cuenta de la importancia de la lectura, la cual los puede transportar” a un sinfín de historias y lugares.

Onix 1

La joven escritora compartió que ha recibido mensajes por redes sociales, tanto de España como del sur de Estados Unidos, los cuales le han dejado un muy buen sabor de boca, pues los adultos le agradecen que haya algo que atrape a sus hijos en este hábito por la lectura y que sea literatura mexicana, “pero las mamás son quienes compran y recomiendan los libros a sus hijos”.

La trilogía desarrollada por González Márquez tiene como escenario su estado natal, Aguascalientes, donde el personaje principal es una joven de 17 años que ve todo aburrido y monótono, hasta que sus sueños la llevan a encontrarse con Erick, quien juega un papel importante en su vida sentimental.

“De hecho, redescubrí mi ciudad” con esta historia. Por lo cual dijo estar satisfecha “por el hecho de darle un poco más de vida a un estado tan pequeño. Es satisfactorio”, insistió.

Onix 2

El primer volumen (La elevación) abre paso a la fantasía, donde el mundo de Nessa (diminutivo de Vanessa) se desmorona cuando descubre que nunca ha soñado, sólo se ha transportado a una realidad alterna, la cual se encuentra amenazada por un ser malévolo -Arématis- que se apodera de las almas de sus habitantes.Onix 3

En este sentido, afirmó que a pesar de ser fantasía, “no sólo quería presentar una historia superficial, sino algo con lo que se quedaran los lectores, algo que les dejara una enseñanza; no nada más una historia, sino una enseñanza y sobre todo liberar a la mujer y que sea respetada”, agregó la autora de La conexión y La unión, volúmenes que forman parte de la trilogía de Los dominios del ónix negro).

Para contactar a Adriana González Márquez: @adrianaglzm y en Facebook en Adriana González Márquez

Los dominios del onix negro -La unión, La elevación y La conexión-, Adriana González Márquez, Debolsillo.

Foto tomada de FB.

ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *