abril 10, 2014 By Max Vite

Amuleto. Joya viva a través del Pacífico

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Protección contra la violencia, los terremotos y el consumismo; ayuda para atraer la buena fortuna o salir de una situación difícil, acercar a las parejas distanciadas, conseguir la fertilidad, proteger a los bomberos, crear conciencia sobre la conservación del desierto de Wirikuta, contar con los conocimientos necesarios para un examen, son algunas de las encomiendas de las piezas que conforman la exposición “Amuleto. Joya viva a través del Pacífico”.

Creadas en Australia, Nueva Zelanda, Chile y México, el Museo Nacional de Culturas Populares exhibe en la Sala Cristina Payán las 30 piezas elaboradas por exclusivos diseñadores.

“Amuleto. Joya viva a través del Pacífico” fue exhibida hace dos años en el Real Instituto de Tecnología de Melbourne y luego en Sydney, Australia; posteriormente fue trasladada a Auckland, Nueva Zelanda. Ahora llega a la Ciudad de México, primer país latinoamericano en exhibirla, con el propósito de redescubrir el poder olvidado que algunos objetos tienen para cambiar las vidas de las personas.

El curador del montaje, Kevin Murray, explicó que se trata de una exposición que reúne el trabajo de diseñadores de joyería y de artistas que han identificado los contextos donde creen, hoy se necesita suerte, y que van desde desafíos personales, como un examen, hasta preocupaciones colectivas, como los terremotos.

Para el titular del Museo Nacional de Culturas Populares, Rodolfo Rodríguez Castañeda, los amuletos son algo que une a todos los seres humanos; en su opinión, son los compañeros más viejos de la humanidad.

“Es una necesidad primaria confiar en algo que nos va ayudar a cumplir nuestros sueños o deseos de amor, fortuna o salud. Cada quien tiene deseos que quiere cumplir; a la fecha, aún con los avances de la modernidad, siempre vamos a tener a estos compañeros”, aseguró.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *