enero 31, 2014 By

No funcionó su paracaídas y sobrevive

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Oklahoma, EU.- Una chica de 16 años de edad sobrevivió a una caída de 1066.8 m después de que su paracaídas no se abrió correctamente.

Makenzie Wethington, originaria de Joshua, Texas, viajó a Oklahoma para tirarse de un paracaídas, pues su padre le había hecho el inusual regalo por su cumpleaños número 16. Pero la celebración casi convierte en tragedia después de que el paracaídas principal no se abrió.

Meagan Makenzie, hermana mayor de Makenzie, dijo a FOX que el paracaídas se enredó o no pudo abrir correctamente durante el salto.

También dijo a la emisora de televisión de EU que los instructores habían intentado convencerla de abrirlo en la rampa, pero la chica dejó de acatar instrucciones y momentos después pudo haber perdido la conciencia.

De acuerdo con el trauma cirujano Jeffrey Bender, Makenzie se rompió la pelvis, la columna vertebral lumbar en la parte baja de la espalda , un omóplato, varias costillas y un diente al caer en Chickasha , Oklahoma.

” No sé los detalles del accidente, ya que no estaba allí. Pero si realmente cayó mas de mil metros de altura, no tengo idea de cómo sobrevivió “, dijo el doctor Bender, del Centro Médico de la OU en Oklahoma City, dijo .

El doctor dijo que se espera que Makenzie deje la unidad de cuidados intensivos del hospital .

El padre de la desafortunada chica, Joe , quien saltó primero , aterrizó sin problemas y observó como caía su hija en espiral, fuera de control y se estrelló contra el suelo en Oklahoma, EU.

Después de presenciar la escena Joe Wethington culpó a la empresa de paracaidismo por permitir que su hija saltara.

Nancy Koreen, director de promoción deportiva de la Asociación de Paracaidistas EU aseguró que sus políticas de seguridad permiten los menores de 16 años de edad tienen permitido saltar si cuentan con el consentimiento de los padres. Permiso que el propio padre de Makenzie regaló.

Robert Swainson, dueño e instructor jefe de Pegasus Centro de Deportes Aéreos, defendió a la compañía, diciendo que el padre de Makenzie subió con su hija y fue el primero en saltar.

“Ella golpeó el suelo duro”, dijo Meagan Wethington. “Dios le llamó.”

Swainson dijo que no saltó para ayudar a Makenzie , porque no había manera de que pudiera haber llegado a ella, además otra persona se asusto y se negó a dar el salto. Según el instructor tenia que seguir el protocolo y quedarse con la persona que sufra un ataque de pánico, pues no se sabe que pueda hacer esa persona.

“Lo más que pude haber hecho es gritar”.

 

 


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *