Luis Serna, hombre ideal para Jefatura de Gobierno

Ulises Navarrete

Con la aceptación de Miguel Ángel Mancera como candidato del Partido Acción Nacional al Senado de la República, se comentó que en cuanto deje el cargo como jefe de Gobierno de la Ciudad de México, la persona ideal que tome las riendas de la capital es sin duda alguna Luis Serna.

Como lo ha informado Huellas de México desde hace tiempo, el hombre de toda la confianza del ahora aspirante  a una plurinominal por la coalición Por México al Frente, se hará cargo de la gestión de la capital en los últimos días de febrero o principios de marzo.

El encargo se debe por su amplia experiencia, manejo en asuntos relacionados con la problemática que se vive en la Ciudad de México, pero principalmente por su honestidad, eficiencia, lealtad y probidad, razón por la cual Luis Serna Chávez, secretario particular del jefe de Gobierno, es el hombre clave y candidato ideal para suceder en el cargo a Mancera Espinosa.

Aunque se barajan muchos nombres, a decir de empresarios, industriales, comerciantes, transportistas y otros sectores, Luis Serna cuenta con los méritos suficientes, pues ha presentado diferentes propuestas al jefe de Gobierno, sobre todo cuando se registró el sismo del 19 de septiembre.

Analistas y políticos coinciden que nadie está en mejores condiciones de dar continuidad a todos y cada uno de los programas emprendidos por el Ejecutivo local que Luis, quien le llevó la campaña cuando Miguel Ángel buscó y obtuvo la jefatura de Gobierno.

Serna Chávez es desde mucho ángulos de la administración pública la persona ideal para ocupar el cargo y cerrar con broche de oro la actual administración en la capital del país, en la que se ha avanzado en el combate a la pobreza y la delincuencia, pero sobre todo en programas sociales en beneficio de los sectores más vulnerables, los que ven en Mancera Espinos y Luis Serna dos servidores púbicos eficientes y entregados a sus quehaceres.

Luis Serna, quien ha acompañado a Mancera Espinosa en grandes batallas sociales en estos cinco años y medio, cuenta con el aval de la clase política capitalina, pues saben que contribuyó a buscar alternativas, como las casas antisismo o búsqueda de ayuda solidaria de dependencias con los afectados, principalmente.

Luis Serna es el brazo derecho de Mancera Espinosa, y como muy pocos gobernantes, confía en él cuando se trata de escuchar más opciones para el “toma y daca” del quehacer político.

En diferentes ocasiones se ha mencionado que Luis Serna ha sido un hábil conciliador y necesario interlocutor en las diversas decisiones políticas, internas y externas que han surgido en la administración de Miguel Ángel Mancera y cuyas salidas políticas han permitido la gobernabilidad, siempre en la ruta de hacer el mejor trabajo para el Jefe de Gobierno.

Written By Huellas 2