Iván Texta pide a Semarnat sancione depósito irregular de cascajo

Texta
El diputado del PRD pidió se cumpla la Ley en la materia, ante el foco rojo que representan para el medio ambiente y la salud pública los escombros de inmuebles colapsados por los sismos
ComparteShare on Facebook3Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Para evitar daños en el medio ambiente y afectaciones en la salud de la ciudadanía, el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Iván Texta Solís pidió a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) aplique con rigor la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y sancione a quien no realice el tratamiento adecuado a las toneladas de escombro generadas tras el colapso de inmuebles en la Ciudad de México, luego de los sismos de septiembre.

El presidente de la Comisión de Rendición de Cuentas y Vigilancia de la Auditoría Superior de la Ciudad de México en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) explicó que dicha norma establece que el desperdicio de la construcción y demolición están clasificados como manejo especial, por lo cual es responsabilidad del Gobierno Federal el adecuado tratamiento del comúnmente llamado cascajo.

Pese a que autoridades ambientales federales informaron que la capital del país tiene acceso a 21 sitios de disposición final autorizados para el traslado de escombros, diversos medios de comunicación han señalado que en muchos de ellos no existen las condiciones necesarias para su adecuado manejo y que incluso podrían operar de manera clandestina.

Ante esta situación, el legislador perredista pidió a la Secretaría del Medio Ambiente local (Sedema), cuya titular es Tanya Müller, un informe detallado sobre el manejo y destino final de los escombros en cada una de las demarcaciones afectadas y consideró pertinente que dicha dependencia vigile que se dé cabal cumplimiento de la Ley para proteger a las y los habitantes de la Ciudad de México ante el foco rojo que representa para la salud pública el escombro ya que éste va revuelto con otros objetos que podrían resultar dañinos.

“La contingencia no ha terminado, apenas comienzan las demoliciones de los edificios y casas habitación que resultaron afectados, por lo que es necesario el correcto manejo de estos residuos sólidos e incluso fomentar su posible reutilización y reciclaje”, puntualizó el integrante de la Comisión de Vivienda.

Por otro lado, el legislador perredista exhortó a la ciudadanía a reportar cualquier anomalía en el manejo del cascajo que puedan identificar en sus comunidades, a fin de darle el mejor tratamiento posible y evitar daños mayores.

“Sabemos que en otros estados afectados como es el caso de Oaxaca, el cascajo ha sido enviado a orillas de ríos, lo que representa una doble tragedia por la contaminación que se genera de nuestros recursos naturales, por ello buscamos prevenir más problemas para nuestra ciudad”, sostuvo.

Iván Texta recordó que presentó una iniciativa en la ALDF para tipificar como delito la generación de basureros clandestinos en las calles al reformar el Código Penal del Distrito Federal, a fin de que en el artículo 343 TER se establezcan de seis meses a un año de prisión y de 100 a 500 días de multa, a quien descargue o deposite residuos sólidos urbanos, de manera reiterada, en un lugar no autorizado.

Además, hace unos meses solicitó desde tribuna a las y los 16 jefes delegacionales un informe sobre la generación y manejo de residuos sólidos provenientes de actividades de construcción en las demarcaciones, pues regularmente se vierte en sitios clandestinos, principalmente en suelo de conservación, material de excavación, restos de ladrillo, azulejos, mortero, concreto, yeso, madera, plásticos, solventes y pintura; metales y otros materiales utilizados en los procesos constructivos de obras.

Estos desechos, explicó el asambleísta, generan un impacto ambiental que se traduce en la obstrucción de arroyos, cañadas y barrancas; afectaciones al drenaje natural, azolve de las partes bajas e inundaciones de zonas aledañas en temporada de lluvias; afectación de la flora y la fauna, contaminación en suelo y subsuelo e incluso de acuíferos, daños en zonas de recarga de agua subterránea, impacto visual del entorno, proliferación de polvo y de fauna nociva.

ComparteShare on Facebook3Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *