Nulo avance tras 10 años investigando tráfico de drogas en el AICM

agosto 23, 2015 By Huellas de México

Nulo avance tras 10 años investigando tráfico de drogas en el AICM

Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Desde hace una década el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) es el centro de operaciones de los cárteles mexicanos para triangular el trasiego de droga de Centro y Sudamérica hacia Estados Unidos o al continente europeo, principalmente cocaína, heroína, cristal, efedrina y seudoefedrina.

Investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Policía Federal revelan que por lo menos desde 2005 hay investigaciones dirigidas a desarticular las redes del narcotráfico en la terminal aérea, que es un punto clave para las organizaciones criminales. A pesar de las pesquisas y operativos, no se ha logrado frenar la actividad criminal y quien hoy mantiene el control de la plaza es el Cártel de Sinaloa, de Joaquín El Chapo Guzmán, confirmaron autoridades federales a EL UNIVERSAL.

Una de las evidencias más recientes de que este trasiego continúa son los casos de siembra de paquetes de droga detectados en las maletas de pasajeros, quienes viajan procedentes de países sudamericanos que hacen escala en naciones como Colombia y Perú, siendo ésta sólo una de las modalidades en que se trafica con droga y dinero en el AICM.

Expedientes judiciales consultados indican que desde finales de 2005 y principios de 2006, cuando inició el sexenio del entonces presidente Felipe Calderón, el AICM era disputado entre el Cártel del Golfo, Los Zetas, Los Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa.

Aunque en un momento todos operaban en el aeropuerto, quien logró la hegemonía en la plaza más disputada fue El Chapo Guzmán, junto con su socio Ismael El Mayo Zambada. En las pesquisas, la PGR detectó que los cargamentos provenían principalmente de Perú, Colombia, Argentina y Brasil. La escala era el AICM, para luego, con la ayuda de sus cómplices que operaban desde el lugar, enviar el narcótico a Estados Unidos, España o Italia, principalmente.

De acuerdo con la averiguación previa AP/970/D/2005 de la PGR, se confirmó que existía un vínculo entre empleados del AICM con el Cártel de Sinaloa. Lo anterior, luego de que Pedro Madrigal Trejo, entonces titular de la unidad operativa de la Policía Federal Preventiva participó en la intercepción de casi 300 kilos de cocaína en junio de 2005; en noviembre de ese mismo año el mando policial fue ejecutado cuando salía de su casa.

En la averiguación previa PGR/SIEDO/279/07 se constata la forma en que si algo salía mal y la droga era decomisada, los empleados que trabajaban para las organizaciones criminales eran asesinados.

Tal fue el caso de los tres empleados de la empresa Jet Service, dedicada a los servicios aduanales, que fueron encontrados decapitados en diciembre de 2007, cerca del aeropuerto.

Su ejecución se perpetró luego de que la Policía Federal detectó un cargamento de media tonelada de cocaína que venía de Colombia y que sería enviada a Estados Unidos. La droga, según las investigaciones, era del Cártel de Sinaloa.

En 2008 otra célula al interior del aeropuerto capitalino en la que estaban involucrados personal de las aduanas al servicio de El Chapo Guzmán, fue detectada por las autoridades federales. Su principal actividad era el trasiego de cocaína.

En una investigación de la División de Inteligencia de la Policía Federal que duró año y medio, que terminó en julio de 2012, se identificó que personal de esa corporación, adscrito al AICM, operaba para el crimen organizado al que apoyaba para que la cocaína pudiera ser enviada a Europa.

En 2011, la Procuraduría General de la República y la Policía Federal detectaron otra red dedicada a reclutar pasajeros en el aeropuerto para transportar dólares sin ser manifestados a las autoridades. Dicha célula operaba para el Cártel de Los Beltrán Leyva.

La ruta que más utilizaban era la de México-Panamá, aunque el destino final del dinero era Colombia. En esa ocasión, a quien se involucró en la red que operaba para Los Beltrán Leyva fue Ramón Ricardo Martinelli Corro —primo del entonces presidente de Panamá, Ricardo Martinelli Berrocal— detenido en noviembre de 2009 en posesión de 400 mil dólares en efectivo.

 

 

Fuente. eluniversal.com.mx


Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *