marzo 25, 2015 By Huellas de México

Nueva teoría afirma que empujón de Júpiter creó la Tierra

Comparte
  •  
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Shares

Como una gigantesca bola de demolición, durante la infancia del Sistema Solar, Júpiter avanzó hacia el Sol desde el extrarradio donde se había formado. El empujón de aquella masa gigantesca arrasó una primera generación de planetas, algo más grandes que la Tierra y con atmósferas más densas, muy distintos de los que hoy ocupan las primeras filas en torno a nuestra estrella. Sacados de sus casillas orbitales, comenzaron a chocar entre ellos y acabaron hechos añicos y lanzados contra el Sol. Con los escombros de aquel derribo, se formaron los planetas terrestres actuales, de Mercurio a Marte, más pequeños y con atmósferas menos densas que las habituales en otros sistemas planetarios conocidos.

Esta es la hipótesis planteada esta semana por un equipo de investigadores de EE UU en la revista PNAS para explicar por qué el Sistema Solar es distinto a los cientos de sistemas planetarios descubiertos durante los últimos años. En estos mundos lejanos descubiertos por telescopios como Kepler, la masa de los planetas terrestres cercanos a su estrella es mayor que la de los solares. Además, normalmente, en estos sistemas hay al menos un planeta mayor que la Tierra orbitando a una distancia menor que Mercurio y en general se encuentran más próximos a su estrella.

Las simulaciones propuestas por los científicos de la Universidad de California en Santa Cruz y el Instituto Tecnológico de California (EE UU) sugieren también que hubo un segundo movimiento que permitió la aparición de los planetas terrestres que conocemos. Durante aquellos primeros millones de años de vida del Sistema Solar, cuando Júpiter parecía lanzado hacia una colisión ineludible contra el Sol, apareció un segundo gigante que detuvo la caída. El planeta de los anillos se formó más tarde, pero fue atraído a mayor velocidad hacia la estrella de tal manera que acabó atrapando a su hermano mayor.

Cuando los dos planetas estaban lo bastante próximos, quedaron trabados en lo que se conoce como resonancia orbital. Cada vez que Júpiter completaba una vuelta en torno al Sol, Saturno completaba dos, produciendo un tirón mutuo acompasado, como una madre que impulsa a su hija en un columpio, que detuvo el avance de los dos objetos. En ese punto comenzó un retorno, desde las 1,5 unidades astronómicas de distancia mínima hasta el Sol (una unidad astronómica es la distancia que separa el Sol de la Tierra), hasta las 5 de la actualidad.

Con esa retirada, fue posible que los restos de la escabechina que había provocado el ataque inicial de Júpiter sobreviviesen para formar los planetas terrestres actuales. Según explican los autores, su hipótesis requiere varios millones de años para que los trozos de planetas fruto de la primera destrucción se volviesen a reunir. Esto cuadra con los datos que sugieren que la Tierra se formó entre 100 y 200 millones de años después de la aparición del Sol. Además, la formación del planeta tiempo después de que se disolviese la nube de hidrógeno y helio en la que surgió el Sistema Solar, explicaría por qué la Tierra no contiene hidrógeno en su atmósfera.

Por último, el camino de ida y vuelta de Júpiter acabó produciendo una peculiaridad más del Sistema Solar frente a la mayoría del resto de sistemas conocidos: la existencia de dos gigantes gaseosos muy alejados de la estrella. En el también improbable caso de que estos monstruos existan, suelen encontrarse próximos a su astro.

El estudio publicado en la revista PNAS sugiere que el entorno planetario en el que surgió la vida puede no ser tan común. Además, en el caso de la Tierra, habría que contar con otro fenómeno desastroso que acabó creando unas condiciones favorables para el desarrollo de los seres vivos. Hace 4.500 millones de años, cuando se estaban empezando a formar de nuevo planetas a partir de los restos que quedaron tras el empujón de Júpiter, la Tierra colisionó con otro cuerpo menor. Del choque, que prácticamente destruyó nuestro planeta, surgió la Luna. Este satélite, mucho mayor en relación al planeta que orbita que otros objetos similares del Sistema Solar, estabilizó el eje de la Tierra frente a las influencias gravitatorias del Sol o Júpiter, que lo habrían convertido en un mundo inhóspito con cambios de temperatura brutales en periodos relativamente cortos.

Así, dos sucesos desastrosos pudieron convertir el Sistema Solar en un lugar peculiar donde pudo aparecer un planeta de circunstancias infrecuentes como la Tierra en el que apareció algo tan extraño (por lo que se conoce hasta ahora al menos) como la vida.

 

 

 

Fuente. ElPais.com


Comparte
  •  
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Shares

COMMENTS

El informe es incompleto(sesgado o desviado)no revela la transparencia del protagonismo importante que jugaron Marte y Venus,en tiempos más recientes y más cercanos.
No se puede hacer una retro-proyección fiel mientras se ignoran pasos obligatorios, por determinados lugares de los acontecimientos,en cuanto a búsqueda de orígenes se refiere.
«NO ESTÁN TODOS LOS QUE SON,NI SON TODOS LOS QUE ESTÁN».
No todos los planetas son de este Orden y Sistema que ahora conforman,Y no están presentes todos los planetas que anteriormente también pertenecían a este Orden y Sistema.
Mientras no se tenga conciencia plena de los universos paralelos y de sus Ordenes jerárquicos,como del Orden jerárquico de los mundos;no sabremos nada de los verdaderos y ciertos orígenes que buscamos.
Mientras no encontremos los ciertos y verdaderos orígenes,no sabremos nada del futuro,del mañana,de el fin,ni de los propósitos.
Sin la luz y sin el conocimiento de El PROPÓSITO…»Un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción»

Nada recoge este informe siquiera del cinturón de asteroides,que no es otra cosa que los restos de un antiguo planeta aún en su órbita de traslación.
Nada recoge este informe de algún planeta que despedido de este Orden y Sistema,se disparo hacia un vagar errante.
Y:Nada recoge este informe, de planetas que hayan sido expelidos o desterrados hacia hoyos negros o lugares de oscuridad profunda y de apariencia de impenetrables,juntamente con sus soles(estrellas).
Nuestra ciencia actual recibirá un empuje,indeseado por lo brusco y obligatorio.
SE PUEDE TENER AL HOMBRE EN LA TOTAL IGNORANCIA DURANTE MILLONES DE AÑOS,SI HAY INTERESES QUE SE LO PROPONGAN,PERO NO TODO EL HOMBRE EN SU PLENITUD Y NO TODAS LAS GENERACIONES ESTARÁN CONFORMES.
El hombre saltara de la revolución del estomago a la revolución de la conciencia…
Cuando cesen los efectos nocivos,dañinos y perjudiciales para la salud y vida de el hombre;por causa de las guerras cósmicas desproporcionadas del pasado:este sera reiniciado en el viaje seguro hacia las estrellas y hacia mundos y universos paralelos.Por su propia seguridad,aún está en cuarentena.(conteo de protección)

Nada recoge este informe siquiera del cinturón de asteroides,que no es otra cosa que los restos de un antiguo planeta aún en su órbita de traslación.
Nada recoge este informe de algún planeta que despedido de este Orden y Sistema,se disparo hacia un vagar errante.
Y:Nada recoge este informe, de planetas que hayan sido expelidos o desterrados hacia hoyos negros o lugares de oscuridad profunda y de apariencia de impenetrables,juntamente con sus soles(estrellas).
Nuestra ciencia actual recibirá un empuje,indeseado por lo brusco y obligatorio.
SE PUEDE TENER AL HOMBRE EN LA TOTAL IGNORANCIA DURANTE MILLONES DE AÑOS,SI HAY INTERESES QUE SE LO PROPONGAN,PERO NO TODO EL HOMBRE EN SU PLENITUD Y NO TODAS LAS GENERACIONES ESTARÁN CONFORMES.
El hombre saltara de la revolución del estomago a la revolución de la conciencia…
Cuando cesen los efectos nocivos,dañinos y perjudiciales para la salud y vida de el hombre;por causa de las guerras cósmicas desproporcionadas del pasado:este sera reiniciado en el viaje seguro hacia las estrellas y hacia mundos y universos paralelos.Por su propia seguridad,aún está en cuarentena.(conteo de protección)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *