junio 5, 2014 By Ulises Navarrete

Colisión entre la Tierra y Theia, origen de la Luna

Comparte
  •  
  •  
  •  
  • 0
  •  
  •  
  •  

Con el descubrimiento de las trazas del planeta se confirma la teoría de que el origen de la Luna fue una gran colisión entre la Tierra y otro planeta.

En este sentido se desprende la investigación que realizan especialistas al encontrar evidencias del cuerpo celeste que se estrelló contra la Tierra hace mil millones de años y que habría sido el origen de la formación de la Luna.

En un estudio publicado en la revista Science se afirma que análisis hechos de una roca traída desde la Luna por los astronautas de las misiones Apollo mostraron trazas de un «planeta» llamado Theia, por lo cual los investigadores, con este descubrimiento, confirman la teoría de que la Luna se creó a partir de una gran colisión contra la Tierra.

Asimismo, se informó que el estudio será presentado el próximo 11 de junio en la Conferencia de Geoquímica de Goldschmidt en California.

Cabe señalar que el equipo de investigadores dirigidos por Daniel Herwartz analizó varias muestras lunares que llegaron a la Tierra a través de meteoritos, pero como esas porciones habían entrado en contacto con partículas de agua de la Tierra, necesitaron muestras más puras que les proporcionó la NASA.

Según Herwartz, este avance en las investigaciones demuestra que la colisión efectivamente tuvo lugar hace cuatro mil 500 millones de años y Theia tuvo una composición geoquímica parecida a la que tiene ahora la Luna.

Así, el estudio contempla que debería haber una diferencia isotópica entre la Tierra y la Luna, porque todos los objetos del Sistema Solar tienen su propia huella digital isotópica única. Por lo tanto, también debería ser así para Theia y la Tierra. Los modelos revelan que la Luna se formó con más material de Theia que de la Tierra.

El artículo publicado en la revista Science explica que la Luna es una mezcla entre Theia y la Tierra, no solo isotópicamente, sino también químicamente. «Los modelos actuales explican que la Luna se compone de 70 por ciento de Theia y 30 por ciento de la Tierra primitiva. Sin embargo, nuestro estudio estima que se trata de 50-50, aunque debemos confirmarlo», señala Herwartz.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  • 0
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *