noviembre 26, 2013 By Huellas de México

La inusual actividad solar inquieta a los científicos.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desde principios de mes se comenzó a alertar que la actividad solar estaba siendo anormalmente baja. Mike Lockwood, profesor de Física del espacio en la Universidad de Reading, Reino Unido, dijo para la revista científica New Scientist: «La actividad solar está cayendo muy rápido actualmente, estimamos que más rápido que en cualquier momento en los últimos 9,300 años».

Lockwood y su grupo de investigadores, calcularon que existe un 25% de probabilidad de igualarse el nivel más bajo de actividad solar registrado, que ocurrió a fines del siglo XVII, etapa conocida como Maunder Minimum.

Este periodo coincidió con los peores inviernos de la etapa de enfriamiento denominada ‘Pequeña Edad de Hielo’ que se registró con especial intensidad en Europa y América del Norte.

 

Transición peculiar

Aproximadamente cada 11 años el sol entra en fase de cambio de polaridad, durante dicha transición se registran numerosas explosiones solares; sin embargo la cantidad de explosiones solares en el actual periodo de transición solar han sido mínimas.

Los científicos han abierto la posibilidad de que pueda iniciarse una nueva etapa de «mínima actividad solar», periodo en el cual las explosiones solares en décadas podrían ser escasas, sería la primera vez que esto ocurre en los últimos cuatro siglos.

Cabe recordar que gracias a isótopos como el Carbono-14, ha sido posible llevar a cabo procesos científicos para medir la intensidad solar generada en la atmósfera, desde hace miles de años.

 

Cambios extraños

Este lunes, la revista Phys ha publicado un nuevo artículo donde se describen nuevos datos y testimonios científicos que revelan la preocupación que hay en torno la baja actividad solar.

El físico Doug Biesecker, de la National Oceanic and Atmospheric Association dijo para la AFP, que la última vez que un tope en el ciclo de erupciones solar fue tan bajo, fue en febrero del 1906, cuando solo se registraron 64 al día.

También resulta inusual la forma en que se está presentando el cambio de polaridad en el sol, pues normalmente cada 11 años se produce un intercambio de campos magnéticos, pues la polaridad norte-sur se intercambia practicamente de manera simultánea; sin embargo en esta ocasión el polo norte magnético ya cambio de posición desde hace meses, pero el sur aún no cambia, detalló Todd Hoeksema, director del Observatorio Solar Wilcox en la Universidad de Stanford.

Hoeksema sostuvo que practicamente los dos polos están ubicados del mismo lado, aunque se espera que el polo magnético sur cambie de lado proximamente.

Aunque la comunidad científica aún no se aventura a dar un pronóstico preciso, aún está abierta la posibilidad de que los cambios en las actividad solar pudieran tener consecuencias casi imperceptibles para la vida humana; sin embargo, hay varios expertos que advierten del riesgo latente de una nueva ‘pequeña era glacial’.

Biesecker considera que el calentamiento global actual, podría ser una especie de contrapeso para la baja actividad solar, por lo que «las cosas podrían no enfriarse tan rápido».

Lo cierto es que actualmente hay varios programas realizando un continuo monitoreo en la actividad solar, para seguir delinienado el posible escenario que podría provocar.

 

Raúl Flores Durán
Huellas de México.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *