noviembre 12, 2013 By Huellas de México

Porque nuestra voz suena distinto en una grabación.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sin duda alguna, todos nos hemos divertido en algún momento escuchándonos en grabaciones, sintiendo que nuestra voz es horrible –en lo particular, siento que hablo un poco como si fuera tonta–, pero ¿por qué sucede esto? ¿Por qué nuestra voz grabada nos suena diferente? Si te interesa la respuesta a esta pregunta, no dudes en seguir leyendo.

Cómo funciona el oído

Las grabaciones de nuestras voces siempre nos muestran una voz mucho más fina, fuerte y totalmente diferente a la que nos escuchamos. Hay una gran diferencia entre cómo nos escuchamos y cómo nos notan los demás, y esto se debe a la forma en que está predispuesto el oído y cómo viajan los sonidos a través de él.

Primero que nada, debemos entender qué es el sonido y cómo se propaga: el sonido no es más que una onda de presión que viaja a través del aire. El oído externo “atrapa” estas ondas por medio de una especie de embudo y entran al canal auditivo.

Son estas ondas las que golpean el tímpano, que comienza a vibrar; finalmente, esas vibraciones llegan al oído interno, allí se traducen en señales que se envían desde el nervio auditivo al cerebro para que sean interpretadas. Si bien es un proceso complejo, es algo que lleva milésimas de segundo.

Por-que-mi-voz-suena-distinta-en-una-grabacion-1.jpgJUPITERIMAGES/PHOTOS.COM/THINKSTOCK

¿Por qué se oye diferente nuestra voz en una grabación?

Al entender cómo funciona el oído sabemos que no solo es sensible a las vibraciones externas, sino también a las que provienen de nuestro propio cuerpo. La combinación de la propia voz que sale de las cuerdas vocales y las vibraciones que produce en el aire, es la que hace que escuchemos nuestra propia voz de una forma; sin embargo, cuando la escuchamos grabada, solo recibimos los estímulos externos.

Al hablar, las vibraciones de las cuerdas vocales resuenan en la garganta y la boca, en ocasiones por los huesos del cuello y la cabeza. Por ende, el oído interno es estimulado por las vibraciones internas, así como también por las vibraciones que recibe desde el oído externo. Son los huesos quienes dan a nuestro tono de voz un tono más grave, ya que aumentan las vibraciones más profundas y de menor frecuencia.

De esta forma, cuando hablamos tenemos el sonido desde dos canales diferentes, algo que le da a tu voz un tono único que no escuchas cuando la oyes grabada por algún aparato.

Por-que-mi-voz-suena-distinta-en-una-grabacion-3.jpgISTOCK/THINKSTOCK

¿Sabías la razón por la que tu voz suena diferente en una grabación? ¿Qué prefieres: la voz que te escuchas o tu voz grabada?

 

Por: Ojo Científico


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *