Central de Abasto aplicó medidas preventivas contra lluvias

INUNDACIONES CEDA
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Ningún daño material, estructural o humano se registró en el interior de la Central de Abasto de la Ciudad de México (Ceda-CDMX) por el paso del Huracán Franklin, gracias al Plan de Prevención implementado por el Fideicomiso del mercado mayorista.

La alerta se levantó después de 37 horas de trabajos coordinados por las áreas de Mantenimiento, Limpia, Seguridad Pública, Normatividad y Protección Civil del Ficeda, quienes reforzaron tareas en vialidades, patios de maniobra, accesos y desniveles.

“La prevención siempre será la mejor forma de evitar alguna emergencia mayor. Todas las áreas trabajaron de manera eficaz para garantizar la seguridad de los participantes, trabajadores y miles de visitantes que tuvimos estos días”, comentó el Coordinador y Administrador General de la Ceda-CDMX, Sergio Palacios Trejo.

INUNDACIONES CEDA 2

Barrido, desazolve, limpieza de alcantarillas y atarjeas fueron las tareas que realizaron más de 450 trabajadores, quienes en distintos turnos laboraron para impedir encharcamientos y atender puntos críticos.

La Coordinación de Seguridad Pública, Tránsito y Protección Civil operó con recorridos en los distintos sectores del mercado, para reportar zonas de conflicto. Asimismo, se realizó una campaña en pantallas interiores que recomendó a participantes y visitantes una serie de sugerencia que evitarían se quedaran varados en cunetas y bajopuentes.

Los trabajos del Plan Preventivo estuvieron apoyadas por dos camionetas, cuatro bombas sumergibles, dos generadores, una unidad Vactor, una ambulancia y 15 patrullas y motopatrullas de Seguridad Pública.

“En años anteriores con una llovizna de 10 minutos se inundaba, pero ahora no pasó de la humedad”, dijo Juan Carlos Soria, comerciante que acude a la Central de Abasto de la CDMX cada tercer día a comprar frutas y verduras.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *