marzo 5, 2014 By Redacción Huellas

EPN recibe reclamos por abandono al campo

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Manzanillo, 5 de marzo.— Líderes de organizaciones campesinas del país reclamaron al presidente Enrique Peña Nieto el estado de abandono, burocracia, corrupción y desmantelamiento en que ha vivido el agro nacional en las últimas décadas.

Asimismo le espetaron lo nocivo que ha resultado para los productores del campo las reformas al artículo 27 constitucional de 1992.

Por ello y al encontrarse hoy con el mandatario en un ejercicio previo a las consultas para el diseño de las reformas legales al campo, José Durán, del Congreso Agrario Permanente, señaló: «venimos a traer la voz y defensa de los campesinos; queremos una reforma democrática y de consenso, no impositiva…venimos a aclarar paradas».

Los campesinos expusieron ante el presidente un diagnóstico de la situación del campo desde la modificación del Artículo 27 hasta el presente.

De acuerdo con el mencionado diagnóstico, el campo «vigoroso y renovado» que el gobierno prometió tras la reforma al artículo 27 constitucional y a la Ley Agraria –hace más de dos décadas– provocó migración de más de 3 millones de agricultores, abandono de 12 millones de hectáreas –porque el crédito y los beneficios de los programas con mayores recursos se concentra en menos de 10 por ciento de los productores–, caída en los precios de maíz y sorgo, aumento galopante de la renta de la tierra y más de 35 mil hectáreas de propiedad social utilizadas para desarrollo urbano.

También causó que 70 por ciento de la población rural viva en pobreza patrimonial y casi la mitad en pobreza alimentaria, así como dependencia en las importaciones de alimentos.

Es el panorama que persiste en el campo más de un año después de que Enrique Peña Nieto asumió el poder y que hoy fue presentado ante presidente por representantes agrarios.

El 6 de enero de 1992 se formalizó la reforma al artículo 27 constitucional, con la cual se puso fin al reparto agrario, se eliminó a ejidos y comunidades el carácter de invendibles, inembargables e imprescriptibles, y permitió legalmente que las sociedades mercantiles o empresas, por acciones, sean propietarias de predios 25 veces mayores a los señalados para la pequeña propiedad, es decir, tener superficies de 2 mil 500 hectáreas de riego, 20 mil de bosque e incluso 312 mil para explotación ganadera.

Fuente: Diario.mx


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *