septiembre 12, 2014 By Redacción Huellas

Controversia por la presa del gobernador de Sonora

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México a 12 de septiembre.- El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informó que la reunión que mantendría con el gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, no se realizará “en tanto no existan las condiciones necesarias para un dialogo respetuoso y constructivo”.

Por su parte, los diputados del Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática, Verde Ecologista y del Trabajo señalaron que el gobierno federal debe aplicar la ley en el caso del gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, quien construyó una presa en terreno de su propiedad. Asimismo, los legisladores exhortaron a que se investiguen el origen de los recursos con que se pagó la obra.

En su defensa, el gobernador de Sonora,Guillermo Padrés, aseguró que la presa en una de sus propiedades fue construida hace más de 60 años, lo que contradice la versión de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la cual señala que se realizó entre 2010 y 2011, ya con Padrés como mandatario.

Cabe recordar que el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld Federman, informó que la dependencia sigue una investigación respecto a la polémica que desató la existencia de una represa en un rancho de propiedad de la familia del gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías.

Korenfeld, afirmó que si después de la investigación en curso se descubre que la presa en el rancho del gobernador de Sonora no cuenta con permisos, ésta será clausurada y el agua será liberada en su curso natural.

Tras el reportaje de Fátima Monterrosa en que se documentó que la presa de Guillermo Padrés construida en su rancho familiar durante su gestión como gobernador de Sonora, Joaquín López-Dóriga, opina que la reacción del gobernador panista fue violenta, políticamente hablando; ya que Guillermo Padrés Elías, solicitó la destitución de los delegados federales de Semarnat, Profepa y Conagua, acusándolos de no atender a tiempo el desastre ambiental de la mina Buenavista del Cobre; además, el gobernador acusó al procurador federal de Protección al Medio Ambiente, Guillermo Haro Bélchez, de haberlo juzgado sin tener siquiera una inspección a su presa.

Por su parte, la empresa minera Buenavista del Cobre de Grupo México señalada como la responsable del derrame tóxico en los ríos de Sonora, incumplió con el artículo 156 de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección Ambiental, al no construir al menos tres piletas de contención, por lo que el derrame de sulfato de cobre acidulado contaminó los ríos Bacanuchi y Sonora el pasado 6 de agosto.

A su vez, la Semarnat informó que en el país hay 635 lugares contaminados, sobre todo por el mal manejo de residuos peligrosos y por actividades mineras, 95 por ciento de los cuales no ha sido atendido, de acuerdo con el Sistema de Sitios Contaminados de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *